2

10 Ideas para hacer que una habitación pequeña parezca más grande

El dormitorio es el lugar de la casa en donde nos debemos de sentir como en ningún otro. Relajados, protegidos, resguardados. Es nuestro espacio más íntimo y por lo tanto el de más valor dentro de un hogar. Pero ¿Qué pasa cuando sientes que tu dormitorio es demasiado pequeño para relajarse? ¿Te sientes incomodo en el debido a su reducido espacio? Pues eso hay que cambiarlo.

Vamos a ver 10 sencillas ideas y consejos para que tu pequeño dormitorio pase a ser tu santuario, tu lugar favorito dentro de tu casa.

1. Evitar el desorden: Con esto nos referimos tanto al desorden de la ropa, zapatos, libros… como al desorden que provocan demasiados muebles y complementos. Fíjate en el rodapié de la habitación ¿está tapado en gran parte? Si es así, significa que te sobran demasiados muebles. Utiliza el sentido común, y prioriza tus muebles según tus necesidades. ¿Encima de los muebles tienes demasiados objetos? Eso crea una sensación inmediata de abarrotamiento y de falta de espacio. Elimina todo lo que consideres innecesario y ventila el espacio visual, con ello crearas una ilusión de mayor espacio nada más entrar al dormitorio.

2. Elegir correctamente los muebles: Ya sabemos que cuando nos encaprichamos de un mueble no nos importa el tamaño de este, lo único que queremos es tenerle. Antes de elegir un mueble para el dormitorio, mide el espacio disponible y elige el mueble adecuado. Normalmente los muebles con líneas rectas ocupan menos espacio y recargan mucho menos que los muebles con curvas. Además los muebles rectilíneos son más fáciles de ubicar.

Elegir la cama adecuada al tamaño de la habitación: En primer lugar decir que la cama hay que elegirla según nuestras necesidades físicas. No vamos a comprar una cama de 1.50m de largo para que no ocupe espacio en la habitación y tengamos que dormir con la mitad de las piernas fuera. Pero tampoco necesitamos una cama de 3 metros, hay que encontrar la medida justa, una cama en la que nos sintamos plenamente  cómodos pero sin ser demasiado ostentosa ni pretenciosa.  Que nos falte cama, no puede ser, pero que nos sobre cuando tenemos un dormitorio pequeño tampoco es una buena idea.

Decorar con habilidad el techo de la habitación: Con esto nos referimos a que en la mayoría de los casos al techo no le prestamos demasiada atención, simplemente lo pintamos de blanco preocupándonos solo por la decoración de las paredes, pero decorando hábilmente el techo podemos lograr magníficos resultados. Podemos pedir a algún profesional que haga murales,  que nos haga un mural de un cielo por ejemplo. Con esto conseguirnos añadir una quinta dimensión a nuestro dormitorio y hacerlo visualmente mucho más grande. Si no consideramos esta opción ni ninguna otra,  lo mejor es pintarlo de blanco. Nunca pintar el techo de colores más oscuros que las paredes en sitios pequeños pues crearía una ilusión de espacio reducido.

Artista de esta obra: Jose Mojica Blog: Helikeart


Crea un espacio de lectura dentro del dormitorio: Esto puede parecer contradictorio, porque de lo que estamos hablando es de maximizar el espacio pero al añadir un rincón de lectura estamos ocupando espacio. Pero si dividimos magistralmente y conseguimos crear un pequeño rincón de lectura dentro de nuestro dormitorio, esto hará que parezca más grande debido a que vemos dos espacios distintos dentro del dormitorio. Cuando decimos crear un rincón de lectura, no nos estamos refiriendo obligatoriamente a una estantería con un butacón y una mesa. Simplemente poniendo una silla cómoda y ligera junto a la ventana y utilizar el alfeizar interior de la ventana (si tenemos), la cómoda o la mesita de noche como mesa de lectura improvisada tendremos nuestro rincón de lectura. Con esto conseguimos hacer el dormitorio más grande en nuestra mente. Ya que hasta ahora solo lo utilizábamos para dormir, vestirnos e irnos. Al incluir un espacio de lectura, ampliamos el espacio del dormitorio en nuestra mente.

Elegir correctamente los armarios: Si hay algún mueble que junto con la cama sea imprescindible en un dormitorio ese es el armario. A no ser claro que tengamos un vestidor. Pero por lo general cuando hablamos de problemas de espacio, no tenemos un vestidor y tenemos el armario dentro del dormitorio. Lo ideal es hacer los armarios a medida, de esa forma aprovechamos completamente todo el espacio disponible. Si no es posible conseguir un armario a medida, escogeremos uno a una escala apropiada para el tamaño del dormitorio.

Crear espacios de almacenaje extra: Utilizar cestas, baúles decorativos que sirven tanto de mesitas de noche, como de aparadores y nos ofrecen un espacio de almacenaje para no tener ningún “trasto” por encima y que enturbie el espacio visual.

Pensar detenidamente la opción de tener un televisor o no: Si lo pensamos bien, el dormitorio es un lugar donde relajarnos, es el lugar podríamos decir más indicado para intimar con nuestra pareja, si a esto le añadimos un pequeño rincón de lectura, ¿para que queremos el televisor? Claro que a todo el mundo no le gusta leer y para muchos la mejor forma de relajarse es viendo un rato la tele. Por eso hay que pensar detenidamente si nos interesa una televisión dentro del dormitorio o no.

Elegir correctamente los colores: Esta es una parte muy importante, ya que con los colores podemos cambiar no solo el aspecto visual del dormitorio si no también la percepción del tamaño del mismo. Por mucho que nos gusten los colores oscuros y fuertes, no es nada recomendable utilizarlos en un dormitorio pequeño. Para un dormitorio pequeño se aconsejan colores claros en especial el blanco, única y exclusivamente y para darle color se puede hacer uso de complementos como los textiles que visten la cama, alfombras, cortinas y otros pequeños matices.

Crear un punto focal: Para disimular el poco espacio del que disponemos, si ponemos algún objeto que inmediatamente nada más entrar en la habitación capte nuestra atención, eso hará que no nos fijemos en el resto, disimulando así el pequeño espacio del dormitorio. Un cuadro, o una obra de arte puede ser un gran punto focal.

Estos son 10 consejos muy prácticos para hacer que un dormitorio pequeño parezca más grande y sobretodo para hacer que nos sintamos plenamente cómodos y a gusto en nuestra habitación.

Y a ti ¿Qué te parecen? ¿Se te ocurre alguno más?

Fotos: Declutterbydesign.com.nz yJollygoodegal



     

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *