10 maneras distintas de colocar el espejo en el cuarto de baño.

Normalmente el espejo en el baño no pasa más allá de ser un complemento funcional imprescindible y no solemos prestarle mayor atención. Y cuando tenemos que amueblar y decorar el baño, prácticamente no contemplamos otra opción sobre donde va a ir el espejo que no sea encima del lavabo colgado en la pared, y aunque seguramente esta sea la mejor opción por resultar muy práctica, también hay otras muchas que son dignas de valorar. Nosotros os traemos 10 maneras distintas sobre como colocar un espejo en el cuarto de baño.

1. El espejo en el mueble. En todos los cuartos de baño es imprescindible un mueble. Un lugar de almacenaje para guardar todos los complementos y accesorios que utilizamos a diario. Una forma de añadir un espejo es utilizando dicho mueble. Una forma practica de colocar un espejo en el baño.

2. El espejo incrustado en la pared. Esta opción es otra que se suele utilizar mucho. Hacer un hueco justo en la pared para incrustar el espejo es una solución muy práctica y a la vez muy decorativa de colocar un espejo en el baño.

3. El espejo colgado en la pared. Esta podía ser la forma más usada por todos. Es la más sencilla a la hora de colocar el espejo y también la más sencilla a la hora de quitarle y ponerle en otro sitio.

4. El espejo colgando. Esta opción no es que altere la funcionalidad del espejo en sí, pero sin se diferencia de las demás por su aporte decorativo, digamos que le da un toque… exótico al cuarto de baño.

5. Espejos de mesa. Aunque tengamos nuestro espejo “principal” en el baño, nunca está de más tener uno de mesa por lo práctico y cómodo que resulta. Incluso a veces se vuelve más imprescindible que el grande.

6. Varios espejos con distintos diseños. Esta opción, dependiendo del tamaño y la cantidad de espejos que tengamos, se convierte en una acción decorativa más que practica. Todo depende de lo que necesitemos.

7. Espejos de pie o de cuerpo entero. Sin duda son realmente prácticos ya que permiten visualizar el cuerpo entero, pero pocas veces tenemos la oportunidad de colocarlos en un cuarto de baño normal y corriente. Pero si somos afortunados y tenemos espacio suficiente y la estructura del baño nos lo permite, es una opción totalmente recomendable.

8. Un espejo enfrente de otro. Una muy buena idea para aumentar el espacio visual y la luminosidad de un cuarto de baño cuando este es demasiado pequeño.

9. Espejos decorativos. Aunque la principal acción de un espejo, sobre todo en el cuarto de baño es la de utilizarlo como un objeto útil, a veces el espejo tiene un diseño tan espectacular que no nos importa su función si no sus formas y lo que estas puedan aportar a la decoración.

10. Y la décima y última nos gustaría que nos la dijeseis vosotros. Sí, vosotros. ¿tenéis alguna forma en particular de colocar los espejos en vuestro cuarto de baño? Nos gustaría que nos la contaseis.

Fotos: Housetohome, Nikdaum, Csseashell, houzz. Decorpad


Comentarios

  1. Sara
  2. Abel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend