15 ideas para pintar un salón o sala de gris.

El gris, el rey de los colores neutros, casi siempre funciona bien; ya sea para pintar una sala de gris o cualquier otra estancia, este color nos va a aportar, elegancia, sutileza y un abanico muy amplio para poder escoger colores que complementen la escena. Por supuesto, es un color que también requiere una previa planificación, un pequeño estudio; no se puede pintar de gris a la ligera, ya que mal combinado, puede resultar frío, triste o apagado. Por ello hemos preparado este artículo con 15 ideas para pintar un salón o sala de gris, en el que veremos cómo combinar el gris, y distintos tonos de él, para pintar un salón y que quede bien.

salon-pintado-decorado-gris-1

Para pintar un salón de gris, y acertar siempre, hay una combinación que nunca falla y que, según veremos, es muy recurrente: blanco y gris. Para ir sobre seguro, mejor escoger un tono de gris muy suave y combinarlo con abundante blanco; digamos que a una proporción de 60%/40%, siendo la mayor proporción la del gris. En la imagen de arriba, podemos ver cómo funciona de bien esta combinación.

¿Conoces la regla del 60% 30% 10% para distribuir el color correctamente?

salon-pintado-decorado-gris-2

Si el tono de gris es un poco más subido, algo más fuerte, como en la imagen de arriba de estas líneas, igualmente funciona bien. Para pintar una sala o salón de gris, además de los colores, tenemos que tener muy en cuenta la iluminación: cuanto más haya, mejor.

No te pierdas estas 60 fotos e ideas para decorar una sala

salon-pintado-decorado-gris

La madera es un elemento casi indispensable cuando queremos añadir el gris en la decoración. Hay que tener en cuenta que el gris es un color frío, aun incluso en sus tonos más suaves o pasteles; para compensar esa falta de calidez, es muy aconsejable meter en la composición elementos naturales. Y como bien sabéis, no hay mejor elemento para crear calidez que la madera; ya sea en un tono u otro, oscura, clara o tonos rojizos; no importa.

salon-pintado-decorado-gris-3

Si carecemos de madera para añadir a la decoración, siempre podemos utilizar tonos crema y colores tierra para añadir a un salón pintado de gris, para paliar la frialdad que da este color, como en la imagen de arriba. No es necesario pintar las paredes de tonos tierra, podemos añadir este color en accesorios y textiles, por ejemplo.

salon-pintado-decorado-gris-4

Gris claro, tonos neutros muy suaves y mucha iluminación, otra buena combinación para pintar una sala de gris.

salon-pintado-decorado-gris-5

Pintar un salón de gris oscuro. Aquí vemos que se ha escogido un tono de gris, más bien oscuro, y para los muebles, aún más oscuro. Si este es el color que nos gusta, no hay problema, siempre y cuando añadamos matices importantes que rompan la monotonía de tanto gris. En este caso, las flores, y los cojines, son los acentos que dan vida a este salón, por cierto, bastante frío.

salon-pintado-decorado-gris-6

Naturalmente, no podemos dejar de recomendar la opción de pintar un salón en dos tonos de gris. Crear una pared de acento siempre con el tono más oscuro y el resto del color suave.

salon-pintado-decorado-gris-7

Si al pintar la sala de gris, nos damos cuenta de que ha quedado muy fría, podemos añadir plantas para crear un poco de vida en dicha sala.

salon-pintado-decorado-gris-8

Si no nos gustan las plantas ni la madera para nuestra decoración, hay que hacer uso de otros colores para crear una sala en armonía. El color amarillo, en pequeñas dosis, es uno de los mejores colores que combina con el gris.

salon-pintado-decorado-gris-10

Si no añadiéramos ningún color a un esquema monocromático de gris, el resultado sería frío, triste y si no hay suficiente luz, además, apagado, como el salón que vemos en la imagen de arriba. Aunque si es el estilo que buscáis, ahí tenéis una idea para inspiraros.

Mira estas 50 fotos e ideas para pintar un salón moderno >>

salon-pintado-decorado-gris-11

Dentro de la inmensidad de los tonos y colores grises que hay, tenemos una gama muy bonita que linda con los tonos malva. Son los grises violáceos. Estos grises tienen, como podemos ver en la imagen de arriba, un tono violeta muy bonito que aporta algo más a la estancia que un simple gris: un matiz muy sutil de color.

salon-pintado-gris

De la misma manera que el violeta se ha combinado con el gris para crear un gris violáceo, los tonos tierra también se mezclan con los grises, para dar un toque de calidez, como el gris que vemos en este salón arriba de estas líneas. Es otra opción disponible para pintar una sala de gris, escoger uno que tenga sutiles toques de tonos tierra.

salon-pintado-gris-2

Como todos los colores, podemos escoger el acabado en tres formas distintas: mate, satinado, o brillo. Si escogemos satinado o brillo, mejor escogerlo en tonos suaves, como en la imagen de arriba, pues al incidir la luz sobre el color, éste la reflejará de de forma más luminosa que si fuera un tono más oscuro. Estas terminaciones pueden funcionar muy bien en espacios donde hay poca luz. Si tenemos un salón con poca luz, podría ser una buena opción a tener en cuenta.

salon-pintado-decorado-gris-12

El negro, al igual que el color blanco, es otro color que combina de maravilla con el gris. Para ir sobre seguro, mejor combinarlo en pequeñas dosis: complementos, cojines, adornos, etc.

salon-pintado-gris-1

Si después de pintar con el gris todavía queremos añadir más elegancia, los tonos dorados o plata funcionan muy bien, como vemos en esta imagen. Si añadimos cojines y marcos de cuadro, por ejemplo, en tonos dorados, le darán un matiz sofisticado a todo el ambiente.

Aquí puedes ver ideas para decorar una habitación de gris >>

Fotos | homedit

Comentarios

  1. Susana
  2. Diana Salgado Suazo
  3. Abel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *