4 Consejos para hacer la casa más cálida y acogedora en invierno.

Aunque en una casa cálida siempre es agradable estar, en los meses de frío es cuando más se agradece el confort y la calidez de un hogar. Por ello hoy, vamos a ver algunos consejos e ideas para hacer que la casa sea más cálida y acogedora en estos meses de frío sin gastarse mucho dinero.

1. El color.


Pintar las paredes de colores cálidos como cremas, amarillos pálidos, naranjas, incluso marfiles nos darán una sensación de calidez nada más entrar a casa. Ya sabemos que pintar toda la casa en invierno no es que sea muy práctico, pero es una de las formas más eficaces y baratas de obtener instantáneamente un ambiente cálido y acogedor.

2. Los textiles.

Foto: Westelm

Llena el sofá, los sillones y las sillas de cómodos textiles. Mantas, cojines… todo vale para dar mayor sensación de confort. Además de aportarnos una mayor sensación de calidez solo con verlos, no hay que olvidarse de su función más importante que es la de abrigarnos y proporcionarnos comodidad.

Utilizar alfombras en esta época del año es sin duda una gran opción. Pisar con los pies descalzos sobre una alfombra suave en invierno es un gran placer, además de que las alfombras visten la casa con un grado de calidez extra.

3. La iluminación.

Una iluminación escasa, produce un efecto negativo. Sin embargo una buena iluminación cálida nos aporta un toque de confort que nos viene genial en estas fechas. No digo que haya que ponerse a sacar más puntos de luz para ampliarla, pero cambiar las bombillas por otras que alumbren más. Comprarnos alguna lámpara de tela que hace que la luz se reparta homogéneamente por todo el hogar y si en algún lugar de casa tenemos alguna bombilla rota que siempre que la vemos pensamos mañana la cambio sin falta, ya es hora de ir cambiándola.

4. hacer una revisión general.

Por muchos cojines y mantas cálidas que tengamos o por muchos colores cálidos que vistan nuestras paredes, si por culpa de alguna ventana o puerta en mal estado nos está entrando aire y frío, no habremos conseguido nada.

Simplemente el ruido que provoca el aire al entrar por alguna rendija, ya disipa toda sensación de calidez. Por eso una buena revisión a puertas y ventanas y corregir los posibles defectos con burletes, siliconas y otros materiales para que no entre el aire, frío o agua es indispensable.

Y a ti, ¿se te ocurren algún consejo más para tener una casa cálida y acogedora en invierno?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend