5 consejos sobre cómo y dónde poner o colocar el árbol de navidad.

Seguramente, y lo digo por experiencia propia, casi todos ponemos el árbol de navidad siempre en el mismo sitio. Y en la mayoría de los casos, ese sitio donde colocamos el árbol, es donde más hueco hay, donde menos molesta, donde mejor viste y donde mejor le vemos.

donde_colocar_arbol_navidad

Foto: Martha Stewart

Si tenemos la oportunidad de elegir sitio para colocar el árbol de navidad, ya que, debido al espacio que tenemos a veces no se puede poner donde más nos gustaría, y ese sitio no es donde mejor se ve, donde menos molesta en general, tengo que decir que no es el lugar adecuado para ubicar el árbol de navidad. Por ello, hoy os traemos 5 consejos sobre cómo y dónde poner el árbol de navidad.

Aprovechar la luz natural. Siempre que se pueda y tengamos espacio posible, es preferible escoger un lugar donde el árbol pueda ser visto y luzca pero sin entorpecer la luz natural que entra en casa. Hay que evitar en la medida de lo posible que el árbol tape la iluminación natural que entra en casa. Tampoco hay que esconderlo en un rincón oscuro que solo sea visible cuando encendamos las luces obviamente.

Tener máxima precaución con la calefacción. Esto parece algo obvio pero no está de más recordarlo. Nunca poner el árbol cerca de cualquier elemento de calefacción ya que por un lado corremos peligro de que se incendie y por otro lado bloquea en parte el calor que desprende el elemento que utilicemos para calentar la casa.

Evitar las zonas de paso. Si disponemos de un amplio pasillo o vestíbulo, por muy grande que sea tampoco es aconsejable ubicar ahí el árbol de navidad. Las zonas de paso, son exactamente eso, zonas de paso. No queremos tropezarnos por la noche con un elemento nuevo que hemos incorporado hace poco y tampoco queremos que los invitados tropiecen con él. Además de que en los pasillos y otras zonas de paso, no es un lugar donde el árbol luzca bien.

Escoger un lugar estratégico. Debemos en la medida de lo posible encontrar un lugar en donde podamos ver el árbol desde varias posiciones. Un lugar en el que podemos ver el árbol según entramos en casa, desde el sofá, mientras estamos haciendo la comida o desayunando, bajando las escaleras o cuando estamos sentados al lado de la chimenea, es todo un regalo.

Mover algún mueble. A veces como he mencionado anteriormente, colocamos el árbol de navidad donde más hueco hay evitando tener que mover algún mueble. Pero si el espacio nos lo permite, y podemos reubicar alguna silla, mesa o cualquier otro mueble fácil de cambiar de lugar, deberíamos hacerlo siempre y cuando dicho lugar cumpla con los consejos anteriores.

Si disfrutáis decorando el árbol de navidad y os lleva su tiempo y además también disfrutáis observándolo, no está de más tener en cuenta estos consejos para colocar el árbol de navidad, ya que de esta manera podremos disfrutar mucho más de él que es el propósito por el cual lo hemos puesto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend