5 Remedios caseros para eliminar ecológicamente las manchas de óxido.

El óxido aparece en varias formas diferentes, pero el más común es el óxido de hierro. Estas manchas se producen cuando el metal está expuesto al agua o a las humedades del aire, lo que produce una capa de oxigenación sobre la superficie dañada, provocando manchas que debilitan el metal con el paso del tiempo.Para tratar estas manchas podemos recurrir a elementos de limpieza que venden en cualquier tienda especializada en bricolaje, pinturas, o hasta droguerías, pero con la desventaja de que contienen químicos cáusticos y  son altamente tóxicos para los adultos, niños o mascotas, con el añadido de que también son algo caros.

eliminar_manchas_oxido

O también podemos recurrir a algunos remedios caseros, naturales y económicos para la correcta limpieza de las manchas de óxidos. Es por ello que hoy hemos recopilados algunos remediros muy fáciles de aplicar, baratos y ecológicos. De esta forma tendréis vuestras piezas de metal, como por ejemplo cubertería, ollas, neveras o cualquier superficie de metal, a prueba contra las manchas de óxido. A continuación, 5 remedios caseros para eliminar el óxido. Vamos a verlos.

Sal y limón para eliminar las manchas de óxido.  

sal_limon_eliminar_manchas_oxido

Esta combinación es bastante eficaz para tratar las manchas de oxido sobre metales. Tendremos que exprimir el jugo de un limón sobre la mancha, esto hará que el ácido del limón contrarreste el óxido alcalino, y después  espolvorear un puñado de sal sobre el óxido, ésta actuará como un fuerte abrasivo. Con un cepillo de dientes viejo, restregaremos  la sal con el limón sobre la mancha, hasta que el óxido desaparezca.

Vinagre blanco para eliminar las manchas de óxido.

vinagre_blanco_eliminar_manchas_oxido

El vinagre blanco es un ácido suave que es perfecto para eliminar las manchas de óxido, además de erradicar cualquier bacteria o moho que esté sobre la superficie del metal. Para utilizarlo, tendremos que aplicar un chorro de vinagre sobre la mancha y dejarlo actuar un par de horas. A medida que se seca la superficie, tendremos que ir aplicando más. Restregaremos con un cepillo de dientes viejo, sobre el óxido y frotaremos bien. Si el óxido no sale, podemos utilizar un cepillo de cerdas de metal. Por último, enjuagar la zona con agua y secar con un paño limpio.

Cebolla cruda para eliminar las manchas de óxido.

cebolla_cruda_eliminar_manchas_oxido

Las cebollas son las aliadas perfectas para eliminar las marcas de oxido de cualquier pieza delgada de metal, como por ejemplo cuchillos, tijeras, cubertería de plata… tan solo necesitaremos colocar el metal oxidado sobre una cebolla, y dejarlo reposar varias horas. Pasado este tiempo, retiraremos y enjuagaremos el metal de manera normal. Cabe mencionar que la cebolla hay que tirarla a la basura, ya que quedará contaminada del óxido.

Patatas crudas para eliminar las manchas de óxido.

patata_cruda_eliminar_manchas_oxido

Las patatas crudas contienen una cantidad de ácido oxálico, un compuesto que tienen varios de los anti óxidos que podemos encontrar en cualquier tienda. Las patatas son efectivas para eliminar las ligeras manchas de óxido de elementos tales como bandejas de horno,  vajilla de plata, etc. Para eliminarlas, tan solo tendremos que restregar la patata cortada y cruda sobre la superficie a tratar, hasta que desaparezca. En caso de que el óxido no salga fácilmente, échale un puñadito de sal sobre la zona y frota bien. Una vez que desaparezca la mancha, limpiar como de costumbre y secar bien con un paño limpio.

Bicarbonato de sodio para eliminar las manchas de óxido.

bicarbonato_eliminar_manchas_oxido

El bicarbonato de sodio también es un buen aliado para eliminar las manchas de óxido. Para emplearlo, tendremos que espolvorear la zona oxidada con el bicarbonato y añadirle unas gotitas de agua para formar la pasta. Con la ayuda de un cepillo de dientes viejo, frotar hasta que desaparezca la mancha.  Por último, enjuagar y secar con un paño limpio.

Estos remedios caseros son perfectamente aplicables a superficies de metal, y algo muy importante para que vuestro trabajo no se eche a perder, es acordarse de secar siempre los elementos que tratéis, de esta forma se conservaran en perfecto estado y evitareis las manchas de óxido.

Fotos: Jahrastatopo, Sowanddipity y Colombia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend