7 preciosos colores para pintar las paredes y reducir el estrés

Un hogar, además de muchas otras cosas, debe ser un refugio de paz, libre de estrés, en el que desconectar del ajetreado día a día, poder descansar y sentirse lo más a gusto posible nada más entrar por la puerta. Por ello he preparado estos 7 colores para pintar las paredes y reducir el estrés. Son colores bonitos, actuales, con los que se puede pintar cualquier estancia, incluso un pequeño rincón; y, naturalmente, colores relajantes. Toma nota y prepárate para pintar alguna pared de tu casa con alguno de estos colores relajantes y modernos que vamos a ver a continuación.

Azul pálido

Colores relajantes: Azul pálido

Uno de los colores más relajantes que hay es el azul, como ya hemos visto otras veces; y, en sus tonos más claros, como los azules pasteles o azules pálidos, esa sensación de paz que transmite se intensifica. Además es un color que se puede utilizar en cualquier espacio, desde un dormitorio infantil, hasta un cuarto de baño, pasando por el salón, cocina o dormitorio de matrimonio.

Beige

Colores relajantes: beige

Maravilloso color cálido y relajante que hace los espacios más luminosos, creando una atmósfera envolvente al reflejar la luz en tonos cálidos. Este es otro color con el que podemos pintar las paredes de cualquier estancia que siempre queda bien, especialmente cuando se combina con maderas.

Rosa Polvoriento o Dusty Rose o Dusty Pink

Colores relajantes: dusty rose

Foto Lina Östling | Estilismo Mari Strenhielm nord

No importa cómo llamemos a este color, sino lo que transmite. Y es que el Dusty rose, además de ser un color tendencia, es elegante, combina en cualquier estancia, amén de que es un color relajante y positivo. No es como los rosas tradicionales, tiene un matiz arenoso que lo hace más cálido y acogedor, sin perder una pizca de elegancia.

Gris medio/oscuro

Colores relajantes: gris medio oscuro

Foto

El gris medio tirando a tono oscuro es un color relajante y sobrio, que nos va a permitir crear espacios serenos y tranquilos. Naturalmente, al ser el rey de los colores neutros combina con el resto de colores. Se puede añadir en las paredes de cualquier estancia siendo un acierto seguro, pero con tonos madera y blanco, el resultado es espectacular. Además, si añadimos cálidos textiles para compensar su falta de calidez, crearemos un ambiente de lo más relajante.

Lavanda

Colores relajantes: Lavanda

Foto Lesley Unruh para One Kings Lane

Después del azul, el lavanda es el color más relajante que podemos encontrar. Pariente del morado pero menos saturado, el color lavanda nos ofrece espacios tranquilos y serenos. Precisamente, es por su escasa saturación, que este color, además, es extremadamente versátil, ya que se puede añadir en cualquier estancia, haciendo que transmita paz y relajación. Es un color que se encuentra en la parte fría del círculo cromático, por lo que conviene añadir algún complemento textil cálido o algún material como la madera para compensar dicha frialdad.

Aquí podemos ver los 12 colores que mejor combinan con el morado.

Tonos agua

Colores relajantes: Tonos agua

Foto Donna Dotan

Colores como el azul aguamarina o el turquesa, además de ser relajantes, también son colores actuales hoy en día. Con estos colores podemos crear varios ambientes: desde un dormitorio infantil alegre y fresco, hasta un elegante salón clásico, pero siempre conservando esa frescura y sensación de paz que transmiten.

Gris pálido

Colores relajantes: Gris pálido

Foto

Otro color que podemos emplear para lograr un estado relajante en nuestra casa es el gris en tonos pálidos. No solo es sereno y relajante, además, como todos los grises, es un color relajante que combina con cualquier otro color y se puede aplicar en las paredes de cualquier espacio.

Ver los 22 colores más relajantes para pintar un dormitorio.

Una pincelada de color puede cambiar cómo nos sentimos en nuestra casa. No es necesario tirar la casa por la ventana y cambiar muebles y el resto de decoración, ni siquiera tenemos que pintar todas las paredes si no queremos; podemos crear paredes de acento que se llevan todas las miradas, a la vez que conseguimos un ambiente más sereno y relajante, en unas pocas horas y que hoy más que nunca es necesario tener.

¿Cuál es el color que más te ha gustado? A mí, el que me ha conquistado es el rosa arenoso o rosa polvoriento. Te leo en los comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend