8 trucos para hacer el dormitorio más luminoso al momento

Con algunos trucos, como los que vamos a ver a continuación, podemos iluminar un dormitorio oscuro para salir por fin de las tinieblas. No importa que la orientación del dormitorio sea pésima, o que cualquier barrera arquitectónica o natural impida el paso de la luz; aunque parezca misión imposible, estos trucos para hacer el dormitorio más luminoso son efectivos. Así pues, empecemos con ellos cuanto antes.

Una decoración limpia y ordenada

Empecemos por lo sencillo: una decoración depurada, limpia y en orden, no sólo nos brindará un espacio sereno en el que estemos más a gusto, sino que va a hacer que sea o, al menos parezca, más luminoso. ¿Por qué? Pues porque en un espacio depurado la luz fluye sin obstáculos llegando a todos los rincones.

Textiles claros

Los textiles claros capturan mejor la luz que los oscuros. Por suerte, el dormitorio es un espacio que requiere de ellos sí o sí. Aprovechar esta característica para vestir la cama con textiles claros en tonos tierra, blancos y otros tonos templados, hará que el dormitorio sea más luminoso y cálido. ¿No me crees? Cambia esa colcha gris por una blanca y verás inmediatamente el resultado.

El truco de los espejos

Los espejos nunca fallan. Ya hemos hablado mucho de las ventajas de los espejos en la decoración de interiores, pero podemos seguir haciéndolo. Un espejo refleja y multiplica instantáneamente la luz que recibe. Es una forma de hacer un dormitorio más luminoso en el acto, amén de más grande, aunque sea visualmente. Sin instalaciones costosas o elaboradas, sin hacer un gran gasto económico, mayor cantidad de luz al momento.

Aclarar los suelos

Si tenemos los suelos oscuros, podemos aclararlos añadiendo alfombras claras en ellos. Puede parecer una tarea baladí, pero el cambio será espectacular.

Como decía, los colores claros tienen la capacidad de reflejar mayor cantidad de luz. ¿Crees que el suelo está de adorno? Es un elemento estructural que cuenta con un gran valor estético y funcional, y depende de nosotros potenciarlo a nuestro favor.

Si estás dispuesto a hacer reforma y vas a cambiar el suelo, los tonos claros y en brillo en cerámica harán que el dormitorio sea más grande y luminoso.

Y si vas a instalar madera, los tonos claros son los adecuados para hacer al dormitorio más cálido y, naturalmente, más luminoso.

Usar tonos de blanco para pintar y decorar el dormitorio

No estamos hablando de hacer más grande el dormitorio, sino de hacerlo más luminoso, y aquí, el blanco es la solución indiscutible al reflejar hasta en un 80% la luz que recibe.

Para no caer en la trampa de crear un ambiente aséptico, como de hospital, podemos usar diferentes tonos de blanco, algo más cálidos que los blancos puros.

Además, dependiendo del matiz que tenga el blanco, podremos hacer que el dormitorio sea más cálido o luminoso. Si el blanco tiene tintes azules, será un blanco frío pero hará que, visualmente, parezca más luminoso.

Sin embargo, si el blanco tiene tintes ocre, el dormitorio adquirirá un agradable matiz cálido.

Cuando vamos a la tienda de pinturas a comprar pintura blanca, cada firma, cada marca tiene un blanco distinto, pero ninguno es un blanco puro.

Unas marcas utilizan tinte azul, para dotar a su pintura de una blancura excepcional, mientras que otras, utilizan tintes más cálidos, como amarillos, ocres o incluso rojos.

Como decía, dependiendo de qué tinte tenga el blanco, conseguiremos un ambiente u otro. Así pues, cuando nos dispongamos a comprar un bote de pintura blanca, mejor preguntar al dependiente qué matiz o tinte lleva el blanco, porque como digo, no suele haber blanco puro, sino que todas las marcas, dependiendo de sus criterios, tintan mínimamente el blanco.

Revestir los armarios con espejos

Tanto si es un armario nuevo como si lo tenemos desde hace tiempo, podemos encargar que nos lo revistan de espejos para convertir una gran superficie, dependiendo de cómo sea nuestro armario, en un mural espejo que multiplicará la luz haciendo el dormitorio mucho más luminoso y espacioso.

Si esta opción no es viable, también tenemos vinilos espejos que son muy sencillos de instalar y económicos.

Quitar las cortinas

Las cortinas son elementos textiles prácticos y decorativos que nos dan intimidad y nos permiten añadir un valor estético, sí, es cierto, pero también son opcionales. Por ejemplo, los nórdicos, no usan cortinas. No es que las tengan abiertas siempre no, es que directamente no las usan. Con las 5 horas escasas de luz que disfrutan en invierno, son los más sabios y de los que más podemos aprender en cuanto a optimización de luz en un espacio.

Aunque tengamos las cortinas abiertas siempre, éstas están limitando la cantidad de luz que entra, solo tienes que hacer la prueba. Quítalas un momento y te darás cuenta de que a pesar de tenerlas abiertas estaban quitándote mucha luz.

Si no las quieres quitar, pon cortinas blancas ligeras y vaporosas. Las como el algodón o el lino de trama abierta dejan que dejan pasar mayor cantidad de luz.

Naturalmente, no sólo estoy hablando de cortinas, cualquier elemento que haya delante de la ventana, como un mueble, también obstaculizará la entrada de luz. ¡Despeja las ventanas!

Muebles claros

Si vas a comprar muebles para el dormitorio, que sean claros, cuanto más lo sean mejor. Desde maderas claras como el pino o el abedul, hasta muebles lacados en blanco, hay una gran gama acabados y tonos que podemos elegir para hacer el dormitorio más claro y luminoso.

Si no tienes pensado amueblar o renovar el mobiliario, siempre tienes la opción de pintar los muebles con pintura blanca o en algún tono muy claro. Aquí puedes ver cómo pintar muebles de madera paso a paso.

Fotos: Pinterest


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend