Antes y después. Como restaurar o reformar un mueble paso a paso. Fácil, rápido y económico.

El deterioro en los muebles por el paso del tiempo y su uso es algo inevitable. Y bueno, en la mayoría de las ocasiones reemplazamos el mueble por otro nuevo sin siquiera contemplar la posibilidad de restaurarlo.

El otro día, un familiar me pidió que si le podía restaurar un viejo mueble de baño y al ver el mueble y empezar a preparar mentalmente su proceso de restauración y los materiales que iba a necesitar, caí en la cuenta de lo sumamente fácil y barato que puede resultar en algunas ocasiones restaurar un mueble.

Y no pude dejar pasar la oportunidad de hacerle fotos y mostraros su restauración paso a paso, para que veáis lo sumamente sencillo que puede resultar restaurar un mueble y dejarlo como nuevo, por si alguno de vosotros se anima a hacerlo con alguno que tengáis en mal estado.

Este era el mueble. Como veis el mueble es pequeño y estaba ya desgastado y descolorido por el paso del tiempo.

 

Lo primero que hice fue desmontarle la puerta, para ello solo hay que quitar el pasador de las bisagras y listo.

Una vez desmontado, procedí a enmasillar unos pequeños desperfectos que tenia, a lijarlo, y por ultimo a limpiarlo con un desengrasante básico. La masilla que utilice es masilla para madera (se puede comprar en cualquier tienda de pinturas).

Una vez el mueble estaba reparado, lijado y limpio, tocaba pintarle. Para pintarlo, utilice esmalte sintético blanco satinado y como herramienta para pintarlo utilice una pistola para esmalte. El acabado con pistola es el que mejor resultado nos va a dejar. Evidentemente no todo el mundo dispone de un equipo de pintura para pintar con pistola. Pero con un rodillo de poro cero y una brocha el resultado puede ser igualmente bueno. Así que si no disponéis de una pistola y compresor, utilizar un rodillo de espuma o poro cero que es muy económico y el resultado es muy bueno. La pintura (medio kilo) costó 4’5€.

Le apliqué dos manos respetando el tiempo de secado entre mano y mano cuando se pinta a pistola (6 horas). Una vez le di la segunda mano, lo dejé secar durante 48 horas antes de montarle la puerta. Una vez montada la puerta ya estaba el mueble restaurado. Como veis quedó como nuevo.

Como veis, resulta sumamente sencillo y económico restaurar cierto tipo de muebles. Con este ejemplo quería demostrároslo y animaros a que en lugar de comprar y gastaros el dinero en un mueble nuevo, si os gusta el que tenéis, siguiendo unos sencillos pasos y gastándoos muy poco dinero podéis dejarlo como nuevo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend