Cómo colgar un cuadro correctamente

Colgar un cuadro es una tarea sumamente fácil, claro que si no se dispone de los materiales y herramientas necesarias, la tarea se nos puede complicar y quedar peor de cómo tiene que quedar.

Hay que tener en cuenta el tamaño del cuadro, porque para cada cuadro utilizaremos distintos soportes de sujeción dependiendo del tamaño.

Cuadros pequeños:

Para los cuadros pequeños y que no pesan la manera más fácil de colgarlos es utilizando un cuelga fácil. El cuadro queda bien fijado a la pared y evitamos de hacer agujero en la pared

Los cuadros pequeños suelen traer en su propia estructura sistemas de sujeción, pero de no ser así, se puede poner una hembrilla en el marco del cuadro y listo.

Cuadros de un tamaño y peso mediano:

En este tipo de cuadros ya nos  podemos olvidar de los cuelga fáciles. Si queremos que se quede bien fijo a la pared necesitamos hacer agujero con un taladro. Una vez hecho el agujero se inserta un taco y dentro del taco una escarpia, y en el marco del cuadro se clava una hembrilla.

escarpia y hembrilla

Para asegurarnos de que el taco se ajuste en el agujero y la escarpia en el taco, necesitamos saber sus medidas. Ejemplo:

Hacemos un agujero en la pared con una broca del número 6. El taco que va en el agujero tiene que ser del número 6. La escarpia que va en el taco debe de ser del número 6. De esta forma se quedara totalmente fijo y ajustado sin posibilidad de movimiento, dejando el cuadro totalmente fijado a la pared.

Cuadros de un tamaño y peso grande:

Estos cuadros se deben colgar de una manera correcta, pues si se cayeran su rotura sería inevitable y nos podría ocasionar a nosotros mismos algún daño físico dado su gran peso.

La mejor forma de colocarlos es atornillándole al marco del cuadro 3 hembrillas, una en cada punta y una en el medio, las hembrillas tienen que ser adecuadas al tamaño del cuadro. Una vez tenemos las hembrillas puestas en el marco del cuadro presentamos el cuadro en la pared y con un nivel de burbuja lo alineamos y con las hembrillas apretamos el cuadro contra la pared y hacemos unas pequeñas marcas. En esas marcas es donde vamos a taladrar, dependiendo de cuanto pese el cuadro pondremos un taco u otro, cuanto mayor sea el cuadro mayor el taco y mayor la escarpia para que sujete firmemente el cuadro.

Cuadro de un tamaño y peso grande y paredes de pladur:

Si la pared donde vamos a poner un cuadro es de pladur y el cuadro es muy pesado hay otros sistemas de anclaje especiales para estas ocasiones.

Es un soporte que se fija al techo, y desde el techo cuelgan unos cables muy finos casi imperceptibles de acero hacia la pared, y en esos cables es donde colgamos el cuadro. De esta forma evitamos taladrar la pared ya que al ser de pladur y tener que insertar un taco muy grande no se podría colgar el cuadro.

soporte para colgar un cuadro con cables de acero

Siempre que vallamos a poner un cuadro tendremos en cuenta que:

La pared a taladrar sea una pared firme y que no presente desperfectos.

Si el cuadro es grande y pesado la pared no puede ser de pladur, tiene que ser de ladrillo y yeso.

Para poner un cuadro siempre nos ayudaremos de un nivel de burbuja para que quede completamente recto. Si no disponemos de un nivel, nos ayudaremos de un metro y un lápiz para marcar el sitio en donde vamos a taladrar.

Los cuadros se suelen colocar a la altura del observador.

Si la habitación es grande los cuadros deben ser grandes.

En un pasillo los cuadros se ponen en fila para reducir visualmente su longitud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend