Como decorar los platos para los niños.

Solo la persona que tenga niños pequeños en casa sabe lo difícil que puede resultar a veces darles de comer. Por ello hay distintas herramientas para que esta tarea sea mucho más llevadera tanto para la madre o el padre como para que el niño se termine la comida.

Tenemos tenedores con forma de avión, podemos prepararles platos graciosos con la cara de algún dibujo, servilletas y cubiertos de colores y mil objetos más.

Y hoy os traemos una idea muy sencilla y barata de hacer para decorar los platos de los niños, con la que quizá el hacer que se terminen toda la comida del plato sea mucho más fácil que de costumbre.

La idea en cuestión es pintar en el plato algún dibujo. Bien puede ser su muñeco favorito de los dibujos, su héroe de acción preferido o su muñeca más querida, el caso es que ver el plato vacío les pondrá una sonrisa en la cara.

¿Cómo pintar un plato? Fácil, muy fácil. Sin más explicaciones podría parecer algo peligroso por pensar que puede resultar toxico, pero nada más lejos. Vamos a ver como hacerlo.

Lo primero que debemos de asegurarnos es que el plato en cuestión sea de porcelana segura para meterla en el horno.

Luego en un folio hacemos el boceto que queremos plasmar en el plato del niño, y seguidamente lo pintamos en el plato con un rotulador Sharpie. Estos rotuladores son permanentes y con una formula no toxica y segura. Estos rotuladores los podéis comprar en varios colores y tamaños Aquí en eBay.

Si no tenemos mucha maña para pintar y tenemos que borrar, no hay mayor problema que coger un trozo de algodón con alcohol y borrar el dibujo. Utilizaremos el alcohol como si fuera una goma de borrar.

Una vez hecho el dibujo se deja secar durante una hora y media. Después se calienta el horno a 350 grados y metemos los platos durante 30 minutos. Luego evidentemente debemos dejarlos que se enfríen un rato antes de tocarlos para no abrasarnos. Después los lavamos suavemente con el estropajo y listo!! Ya tenemos unos platos decorados con sus dibujos favoritos.

Para lavarlos evitar frotarlos fuerte con el estropajo para no borrar el dibujo, que aunque sea un rotulador permanente, si frotamos fuerte el dibujo empezará a borrarse.

Así que como veis con unos pocos euros y un poco de maña para dibujar, podemos decorar un plato para un niño, dibujando en el cualquier cosa que se nos ocurra, y lo mejor de todo es que para que el niño vea el dibujo antes tiene que desaparecer la comida del plato, cosa que puede suceder de varias formas conociendo a los peques, una que tiren la comida o que se la terminen toda.

Fotos y proyecto: Theplumednest.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend