Cómo decorar una habitación relajante moderna y minimalista.

Pues tal y como reza el titulo del artículo, hoy vamos a mostrar una manera de cómo decorar una habitación, dormitorio o cuarto con un ambiente relajante, moderno y minimalista.

Este proyecto lo hicimos hace tiempo, pero nos ha parecido adecuado rescatarlo y mostrároslo, porque fue un proyecto muy económico para el cliente, y el resultado fue muy bueno. Lo que queremos enseñaros en concreto es, que como vulgarmente se dice, cómo decorar un dormitorio moderno y minimalista “por cuatro duros”.

El cliente nos pidió algo muy sencillo, ya que no quería cambiar los muebles ni los textiles, solo nos tuvimos que enfocar en el revestimiento de las paredes adecuado y algunos complementos más a sus muebles.

El dormitorio estaba pintado de un azul eléctrico oscuro, lo primero que hicimos fue pensar en un color relajante y actual ya que el cliente era lo que buscaba.

Por lo tanto, fácilmente nos decantamos por un malva grisáceo. Este color es una combinación de dos colores, gris y malva. El gris por un lado es un color neutro, perfecto para combinarlo con cualquier otro color, y el malva o lila, es uno de los colores más relajantes que existen.

Pintamos todas las paredes del dormitorio excepto la del cabecero de la cama de este color, y el techo blanco. La pared del cabecero la dejamos sin pintar para darle un toque especial al dormitorio, ya que el cliente quería algo moderno. Así que después de mirar varios papeles pintados, le enseñamos el que nos parecía más adecuado a nosotros y él acepto gustosamente. Una vez elegido el papel pintado acorde con el resto de todo lo demás, lo pusimos.

Luego introducimos los muebles que el propietario tenía. De momento ya habíamos conseguido prácticamente todo lo que buscaba el cliente, un ambiente moderno y relajante y minimalista. Pero a pesar de que quería un dormitorio minimalista, las paredes nos parecían sumamente vacías, así que le aconsejamos que pusiera unos pequeños estantes rectos y finos, para llenar las paredes sin sobrecargar lo más mínimo el ambiente.

Fuimos a Leroy Merlin y por menos de 30€ conseguimos unas baldas y unos cubos blancos, sencillos, de líneas rectas, perfectos para un ambiente minimalista. Y las paredes lucieron más bonitas. Y éste fue el resultado final.

En definitiva, el precio total del coste de los materiales fue: 30€ por 4 litros de pintura plástica mate. 80€ por el papel pintado, y 30€ más por las baldas y cubos que decidimos poner en la pared. En total 140€ el precio de los materiales.


Comentarios

  1. creando con graciela
  2. Abel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend