Cómo hacer un cabecero de cama con un palé paso a paso.

Últimamente estamos viendo muchas ideas para hacer cabeceros de cama y como sabemos que os gustan, hoy os traemos otra más. Esta creo que es la más sencilla y económica de llevar a cabo, y como resultado obtendremos un cabecero de cama muy original.

Vamos a ver como hacerlo paso a paso, veréis lo sencillo y barato que es.

Lo primero que tenemos que hacer es desmontar las tablas del palé. Normalmente un palé está compuesto de 5 tablas o tablones sobre los que se apoya la mercancía. Esos son los tablones que necesitamos.

Una vez tenemos lo tablones quitados, los cortamos por la mitad, dando como resultado 10 tablas de la misma medida.

Ahora lijamos todas las tablas. Este es un proceso al que debemos prestar y dedicar mucha atención, pues las tablas tienen que quedar bien lijadas, sin astillas ni imperfecciones.

Una vez lijadas, las damos una mano de imprimación. La imprimación que necesitamos es selladora universal blanca (la venden en cualquier tienda de pintura). Una vez haya secado la imprimación, 12 horas mínimo, le aplicamos una mano de pintura del color que queramos el cabecero, en este caso se pinto de blanco. Pero cada cual que las pinte del color que prefiera.

La pintura que necesitamos para pintar las tablas es esmalte sintético. Igualmente lo venden en cualquier tienda de pinturas o grandes almacenes de bricolaje como Leroy Merlin. Este esmalte lo podemos encontrar en mate, satinado o brillo, igualmente aquí la elección es personal. Dejamos secar la pintura mínimo 24 horas.

Ahora, una vez tenemos las tablas listas, es hora de colocarlas en la pared. Para ello necesitamos un taladro y unas escarpias o ganchos pequeños con sus tacos adecuados para fijar las tablas en la pared.

Las tablas se pueden fijar de forma alineada o a distintas alturas, en este caso se optó por colocar las tablas en la pared de forma alineada. Antes de fijar las tablas, es necesario medir y marcar para que todas queden a la misma distancia y altura.

Y una vez puestas todas las tablas el resultado es este; sencillo pero original cabecero de cama muy barato pero que le da a nuestro dormitorio un toque personal muy encantador.

De la misma manera que se ha creado este cabecero de cama con las tablas pintadas en blanco, se puede crear un igual con las tablas pintadas en otro color, cada tabla de un color distinto, colocando una tabla más alta que otra, etc.

Fotos y proyecto: Ba2proyectos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend