Como hacer un estante para el vino de diseño minimalista.

Si sois unos amantes del vino y os gusta tener vuestra pequeña o no tan pequeña colección de botellas especiales de vino. Seguro que también os gustaría presumir de ellas cuando vienen invitados o simplemente poder contemplarlas cual obra de arte colgada en una pared.

Pues bien hoy para todos vosotros os traemos una forma muy sencilla de fabricar un estante para el vino de diseño minimalista. Solo necesitamos un tablón de madera de unos 25cm de ancho por 3 o 4 cm de grosor por la longitud que queramos, papel de lija, un metro y un lapiz. El ancho también se puede modificar, pero 25cm son los justos para crear un estante solido y resistente donde poder exponer varias botellas de vino.

La madera la podemos comprar en cualquier carpintería o si nos encontramos una madera en cualquier contenedor que esté en buen estado, que nos guste su color y la vemos apta para presentarla en una pared, todavía mejor, más barato nos sale el estante para vino.

En primer lugar cortamos la tabla a las medidas que se ajusten a nuestras necesidades, tan larga o tan corta como queramos. Luego marcamos los orificios donde vamos a sujetar las botellas de vino. Una vez marcados perforamos con una sierra circular el agujero en un ángulo de 30 grados dejando entre agujero y agujero un espacio de como mínimo 10cm. (Si no tenemos sierra ni las herramientas necesarias, podemos ir a una carpintería y en 30 minutos nos tienen todos los agujeros hechos). Una vez tenemos los agujeros hechos, con un papel de lija los suavizamos para quitarles cualquier astilla que pudiera tener.

Ahora que ya tenemos el tablón preparado, solo nos queda colgarlo en la pared como si fuera una balda e insertar cada botella en un agujero. Y ya tenemos listo nuestro estante para presumir de nuestra bonita colección de botellas de vino.

En este ejemplo el estante para el vino se ha quedado del color de la madera natural, pero cada uno puede darle el aspecto que quiera. Se puede barnizar con barniz transparente, o cambiarle de tono con barniz tintado, pintarlo de algún color con esmalte sintético, etc. Lo importante es que cada cual lo adapte a la decoración de su hogar.

Como veis, ahora vuestras botellas de vino lucirán preciosas en vuestro nuevo estante minimalista de madera que habéis hecho vosotros mismos y a vuestro gusto para cuantas botellas os plazca.

Más detalles en Camillestyles


Comentarios

  1. raul
  2. Abel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend