Cómo limpiar el acero inoxidable.

Ollas, cacerolas, hornos, encimeras de acero inoxidable, puertas de acero inoxidable, fregaderos de acero inoxidable, neveras, frigoríficos de acero inoxidable, mesas, ¿Cómo limpiar el acero inoxidable? Hoy os traemos unos trucos e ideas para limpiar el acero inoxidable de manera fácil y eficaz.

Debido a la estética y a las propiedades del acero inoxidable, no es de extrañar que cada vez haya más elementos como cocinas, puertas, ollas, cacerolas, encimeras, fregaderos,… que sean de acero inoxidable. Este material es extremadamente resistente, no corrosivo, duradero, no se oxida con el agua (su propio nombre lo indica), es un material no poroso con una superficie muy lisa la cual nos permite trabajar y limpiarla más fácilmente, por ello cocinas industriales, hospitales y empresas grandes en donde haya cocina utilizan este material, ya que una vez bien limpio, el acero inoxidable queda desinfectado, lo cual es una gran ventaja sobre todo en las cocinas.

¿Cómo limpiar el acero inoxidable?

Manchas fáciles:

como_limpiar_acero_inoxidable

Foto: Liebherr

Por manchas fáciles nos referimos a manchas prácticamente superficiales que no están pegadas en la superficie del acero inoxidable. Manchas como huellas de dedos al abrir el horno, frigorífico o nevera con las manos manchadas, cercos de los culos de los vasos todavía húmedos, etc. Para limpiar estas manchas solo necesitamos una bayeta de microfibra, esponja suave o paño, todo ello humedecido con agua y con un poco de jabón. Las manchas saldrán perfectamente. Luego podemos secar con un trapo o bayeta de microfibra completamente secos.

Manchas difíciles:

limpiar_acero_inoxidable

Foto: CocinaSemana.

Las manchas difíciles son aquellas que se quedan pegadas y ennegrecen o amarillean la superficie del acero inoxidable como pasa con las ollas por causa del calor o la grasa. Para limpiar estas manchas utilizamos un limpiador universal de textura cremosa a ser posible. Aplicamos el limpiador y lo dejamos actuar unos minutos. Después con un estropajo, siempre de los que NO rayan y agua caliente frotamos y limpiamos hasta que salga la mancha. Mancha que se quitará fácilmente.

Manchas muy difíciles:

limpiar_acero_inoxidable_1

Foto: Como-limpiar.

Nos referimos a las manchas muy difíciles a aquellas que se han quedado completamente pegadas por que se nos ha olvidado quitar el fuego y los restos de comida quemada se quedan en el fondo de la olla o cacerola. Para limpiar este tipo de manchas no hay nada más fácil que llenar la olla o cacerola con agua hirviendo y un poco de bicarbonato, o directamente hervir agua con bicarbonato en la olla con restos de comida pegada. Una vez hayamos hervido el agua con bicarbonato durante 5 minutos, aclaramos con agua fría para poder limpiarla. Luego con un estropajo, utilizando siempre la parte que NO raya y nuestro lavavajillas diario frotaremos y limpiaremos la olla, cacerola o cualquier otra superficie de acero inoxidable que tenga este tipo de manchas.

Cómo limpiar las manchas de cal del fregadero de acero inoxidable. Normalmente si no limpiamos bien el fregadero, suele ocurrir que cuando éste se seca, aparecen manchas de cal, afeando toda la superficie. Para limpiar estas manchas y dejar el fregadero reluciente, basta con utilizar agua con un poco de vinagre o unas gotas de limón y secar bien con una bayeta de microfibra.

Cómo dar brillo al acero inoxidable.

como_limpiar_acero_inoxidable (2)

Aunque el acero inoxidable no se oxide ni pierda brillo, sí que es cierto que con el paso del tiempo, éste parece desgastarse y pierde ese brillo tan elegante que tenía en un principio. Para volver a dar ese brillo al acero inoxidable podemos hacer uso de productos especiales para acero inoxidable. Hay uno en concreto de la marca Wurth que funciona de maravilla. Este limpiador y abrillantador de acero inoxidable viene en formato espray. Para utilizarlo solo debemos pulverizar la superficie a limpiar con el limpiador, dejarlo actuar 5 minutos y luego con una bayeta de micro fibra húmeda frotamos hasta quitar cualquier mancha, y una vez limpio aclaramos la superficie con un trapo y abundante agua. Este producto deja la superficie brillante y limpia constantemente y sin dejar sombras.

No utilizar nunca para limpiar el acero inoxidable un estropajo que pueda rayar el acero. Pues aunque sea un material, elegante, limpio, resistente, anti corrosivo e inoxidable, si es un material que se raya. Tampoco utilizar lejía, pues puede dejar manchas de abrasión que pueden no quitarse nunca.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend