Cómo limpiar una fachada y conservarla en buen estado.

Con el tiempo las fachadas se van desgastando y deteriorando por causa del clima, el tiempo, la eflorescencia o el moho entre otros factores como que alguien nos haya hecho una pintada en la fachada. Y para casi todas las causas que deterioran una fachada, hay una solución. A continuación os dejamos unos consejos para limpiar una fachada y conservarla en buen estado.

fachada con eflorescencia

Cómo limpiar una fachada que tiene eflorescencia: Lo mejor es limpiarla con agua y un cepillo, raspando con el cepillo fuertemente hasta quitarla. Si no sale con agua, utilizar ácido muriático mezclado con abundante agua, frotar fuertemente la pared y luego enjuagar con agua limpia. Si tenéis una Karcher o una máquina que eche agua a presión, mucho mejor. Ir a eBay para ver maquinas limpiadoras a presión.

¿Qué es la eflorescencia?

Notaras que es eflorescencia si la pared muestra como una especie de espuma seca, como si fuera humedad.

Cómo limpiar una fachada que tiene moho: Mezclamos agua y tres partes de lejía y luego le añadimos a la mezcla fosfato trisodico, regáis toda la superficie de la fachada, lo dejáis actuar durante 10 minutos y luego lo aclaráis con abundante agua.

Cómo limpiar grafitis y pintadas de una fachada: Intentar quitarlas raspando pero con cuidado para no dañar el ladrillo, también podéis utilizar un cepillo de cerdas de metal,  hacerlo primero en un sitio pequeño y poco visible para ver si se daña mucho el ladrillo y por último, venden productos anti grafitis y anti pintadas para poder quitarlos, antes de utilizarlos leer bien las instrucciones.

Cómo limpiar una fachada que tiene óxido: La forma de limpiar el óxido también es con lejía, echáis la lejía y la dejáis actuar durante 10 minutos y luego enjuagáis con agua, primero probar en una parte pequeña y poco a la vista por si la lejía dañara el ladrillo. Si no funciona con lejía, podéis utilizar ácido oxálico mezclado con agua, lo aplicáis por la zona y lo dejáis actuar 5 minutos, luego lo limpiáis con abundante agua.

Estas son las manchas más comunes en una fachada. Una vez que hayamos conseguido limpiar la fachada podemos o debemos aplicar un producto para que no vuelva mancharse y para protegerla. O por lo menos para que dure más tiempo limpia. El producto en cuestión es un barniz especial para ladrillos. Lo podéis comprar en cualquier tienda de pinturas.

El barniz es un protector impermeable para superficies porosas. No altera el aspecto del ladrillo una vez seco. Sirve para piedra, ladrillos, caravista, morteros de cemento y fibrocemento.

Las propiedades de este producto son que es impermeable, no propaga la llama, no altera el aspecto del ladrillo, y actúa de fijador reforzando y protegiendo la fachada. Este producto se utiliza con agua, cada marca de pinturas tiene el suyo propio, así que antes de utilizar este producto, leer bien con cuanta cantidad de agua lo tenéis que mezclar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend