Cómo mantener la herramienta de pintado en perfecto estado.

Cuando pintemos con pintura esmalte al disolvente, al terminar, el rodillo y la brocha lo podemos lavar con disolvente si lo queremos conservar, el único problema que hay es que una vez lavados con disolvente aunque hayamos retirado todo resto de pintura, cuando la herramienta se seca, se queda dura e inservible.

herramienta

Para evitar esto hay un solución muy sencilla y al alcance de todos. Simplemente cogemos la herramienta una vez lavada y la untamos de jabón o gel de ducha, de esa forma evitaremos que se quede dura e inservible, así la  próxima vez que queramos pintar solamente hará falta darle un aclarado con agua para eliminar el jabón y ya está.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend