Cómo pintar un suelo de madera.

Bueno ahora que quizás tengas algo más de tiempo libre porque te vayas a tomar tus vacaciones puede te animes a hacer ese proyecto que tenias en mente, sí, pintar el suelo de madera de casa. Ya sabemos que no es muy típico pintarlo, pero es que los suelos de madera son los suelos más perfectos que hay para pintarlos. Por ello, si te animas a pintar el suelo de madera de casa por que ya está muy desgastado o te has cansado del color de la madera, aquí te explicamos cómo hacerlo paso a paso.

pintar-el-suelo-de-madera

Foto: Homedit

El primer paso es vaciar toda la estancia de muebles y objetos en donde vayamos a pintar.

Luego procedemos a lijar todo el suelo con una lijadora eléctrica con lija de 150. No hay que lijar apretando, sino simplemente pasamos la lijadora por toda la superficie sin que se nos pase ni un trozo por alto. Con esto lo que conseguiremos es abrir el poro a la madera y quitarle la capa de barniza protectora que lleva para que agarre la imprimación que le vamos a dar.

El tercer paso es limpiar perfectamente todo el suelo, no puede quedar ni una mota de polvo, con aspiradora, barriendo y luego fregando, y después de seco le pasándole una mopa atrapa polvo nos aseguraremos de que no quede absolutamente ni una motita de polvo.

El cuarto paso es aplicar la imprimación. La imprimación depende del tipo de pintura que vayamos a darle después, por ello cuando vayamos a la tienda de pintura, le explicamos al dependiente lo que vamos hacer y él nos dará la imprimación adecuada.

La imprimación la aplicamos con rodillo de espuma o de hilo y una brocha plana. Dejamos secar la imprimación unas 24 horas.

Luego lijamos la imprimación para quitarle cualquier imperfección y dejarla completamente lisa con una lija de 220. Y otra vez volvemos a limpiar perfectamente todo el suelo sin que quede ninguna viruta ni mota de polvo.

Ahora una vez limpio e imprimado el suelo, aplicamos la primera capa de pintura, en lugar de hacerlo con rodillo que queda con un acabado perlado, aplicamos la pintura con una brocha plana ancha de cerdas naturales que deja un acabado liso.

Dejamos secar 24 horas y volvemos a repetir el proceso, le damos la segunda y ultima mano. Si todavía se viera algún claro porque la pintura no hubiera cubierto del todo, volvemos a dejar secar 24 horas y le damos otra mano, pero con dos manos es más que suficiente.

Y listo, ya tenemos nuestro piso o suelo de madera pintado. Antes de volver a pisar en él, hay que dejar secar mínimo 24 horas  y no pisar con calzado, como mucho con calcetines.

Hay que tener en cuenta que para que la pintura adquiera su mayor dureza, tienen que pasar 28 días mínimo. Por ello aunque a la semana de pintar instalemos los muebles si no tenemos cuidado rayaremos todo el suelo.

Así que ánimo, coge un par de botes de pintura, lija y herramienta y cambia la decoración de casa pintando el suelo de madera.

Si necesitas inspiración, aquí puedes ver 20 fotos e ideas para pintar el piso de madera


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend