Como renovar una silla vieja con la técnica de pintura del espigado.

Como está de moda esto de rescatar muebles viejos y renovarlos de muy variadas formas y a mi me parece una tendencia muy saludable para muchos aspectos, ya que ayuda al reciclaje, nos hace gastarnos menos dinero, personalizamos los muebles y otros objetos totalmente a nuestro gusto y nos permite expresar nuestra creatividad entre otras ventajas, desde Mil Ideas la vamos a fomentar a nuestra manera.Y esa manera no podía ser otra que trayéndoos miles de ideas para renovar muebles viejos entre otras ideas de decoración por supuesto.

Y hoy os hemos preparado una idea para renovar una silla vieja o antigua (cada uno que la llame como quiera) con una técnica de pintura muy original. La técnica de pintura del espigado.

Así que vamos a ver como renovar una silla vieja con la técnica de pintura del espigado paso a paso, y los materiales necesarios.

-Peine especial para hacer el espigado. (Lo venden en tiendas de pintura y bricolaje).

-Cinta ancha (4cm) de carrocero.

-Imprimación selladora.

-Brocha o brochin.

-Rodillo pequeño, rodapin o bigotera de espuma o poro cero con 2 recambios.

-2 lijas de esponja, una de grano medio y otra de grano fino.

-Disolvente universal (para diluir la selladora y el esmalte sintético si hiciera falta, también para limpiar la herramienta o posibles salpicaduras).

Todo este material lo venden en cualquier tienda de pinturas, si teneis alguna duda, consultar al dependiente y él os orientará.

Primer paso:

Primero lijamos las partes que vamos a pintar de la silla con una lija de esponja de grano medio, una vez lijada la limpiamos y empapelamos, enmascaramos o encintamos todo el resto de la silla que no se vaya a pintar para no mancharlo.

Segundo paso:

Una vez tenemos la silla empapelada y lijada, procedemos a darle una mano de imprimación selladora. La selladora es una pintura especial multifunción para imprimar madera entre muchas de sus funciones, que se puede aplicar con rodillo, brocha o pistola. Nosotros vamos a aplicar la selladora con un brochin pequeño para llegar a todos los rincones y con un rodillo de espuma o poro cero extendiendo perfectamente toda la imprimación.

La selladora es un producto de color blanco, como para realizar esta técnica necesitamos que la base sea blanca, le daremos las manos que sea necesaria a la silla de imprimación hasta que quede blanca. Normalmente con una buena mano de selladora es más que suficiente ya que es un producto que cubre mucho.

Una vez seca la selladora (24horas), la lijamos con una lija de esponja de grano fino de forma muy suave. Esto se hace para eliminar cualquier impureza que se haya podido pegar en la superficie de la silla mientras se secaba la selladora y así dejar la silla suave y sin impurezas.

Tercer paso:

Colocamos un trozo de cinta ancha de carrocero en el centro del respaldo, luego fijamos dos cintas más al lado de la primera de forma que haya 3 trozos de cinta juntos. Ahora quitamos el trozo de cinta del medio y en ese hueco entre un trozo de cinta y otro pasamos el peine en posición diagonal. Fijaros en la fotografía.

 Haremos así poniendo la cinta de carrocero por todo el respaldo quitando la del medio y pintando un trozo si otro no, de forma que que cuando hayamos terminado quede una linea pintada y otra no.

Una vez terminemos con el respaldo pasamos al asiento de la silla. Realizamos el mismo proceso y dejamos secar mínimo 24 horas.

Una vez seca retiramos la cinta de carrocero que delimitaba las partes pintadas y veremos que hay una línea pintada y otra no, bien pues en las líneas que están pintadas ahora las tapamos con cinta de carrocero y aplicamos la pintura y pasamos el peine en dirección contraria en las zonas que están sin pintar para que aparezca el efecto espiga. Una vez terminado quitamos todas las cintas y el efecto espiga será revelado.

Nota: Es aconsejable realizar unas pruebas previas en un cartón o trozo de papel con el peine a razón de que le cojamos el tacto para que cuando lo tengamos que hacer en la silla no nos pille de nuevas y hacer el efecto del espigado correctamente.

Fotos: Martha Stewart.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend