Cómo reparar una puerta que baila o que no encaja

Cuando nos ponen las puertas, estas encajan perfectamente en su sitio y no bailan, pero con el paso del tiempo puede ser que se afloje algún tornillo o que una bisagra quede algo suelta y la puerta no encaje o te roze en el suelo cada vez más. Para ahorrarte lo que te va costar llamar a un carpintero lo puedes hacer tu mismo.

Lo primero y lo más normal si baila o no encaja una puerta es porque alguna de las bisagras se ha aflojado. Para apretarla nada más fácil. Coge un destornillador de la medida adecuada y aprieta bien otra vez la bisagra.

bisagra puerta

Las bisagras van atornilladas al marco de la puerta, puede ser que los agujeros en donde van atornilladas se hayan hecho más grandes y por eso baile la puerta.

Para arreglar esto rellena el agujero con trozos de madera como palillos y cola y prénsalo todo para que quede un bloque de madera lo más fuerte posible. Una vez seca la cola y todo bien prensado vuelve hacer el agujero y atornilla la bisagra.

arandelas

Si la puerta te roza en el suelo y nada de lo anterior te ha  dado resultado, quita la puerta tirando hacia arriba sin desmontar las bisagras e introduce una arandela en las bisagras, de esta forma levantaras la puerta y evitaras que roce en el suelo. Si te pasas de medida con las arandelas y subes mucho la puerta, esta te rozará en el marco de arriba, tienes que poner las arandelas justas y del tamaño adecuado.

Estos son los problemas más comunes si una puerta baila, o no encaja. También puede ser que el marco de la puerta se haya podrido por humedad, por termitas u otros factores, en este caso lo único que puedes hacer es llamar a un carpintero.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend