Cómo restaurar una puerta paso a paso.

En entradas anteriores hablábamos sobre formas de decorar las puertas, pero si no quieres decorarlas y te gusta como son y simplemente quieres restáuralas aquí puedes ver cómo restaurar una puerta paso a paso. Es muy fácil y económico.
puertas restauradas
Partiendo de la base de que la puerta a restaurar sea de madera lo primero que vamos hacer es lijar toda la puerta; tenemos que lijarla de tal manera que quitemos todo el barniz viejo y todas las imperfecciones que podamos. Eso si, sin deformar la puerta.

Cuando esté lijada la puerta, quitaremos todo el polvo de la lija, grasa o suciedad que haya quedado, es de vital importancia para su acabado final una buena limpieza tanto de la puerta como de los materiales a usar. Una vez hecho este paso, es la hora de aplicar un producto, el producto en cuestión es un tapaporos. Se aplica con brocha plana.

Con este producto conseguiremos que el resultado final del barniz sea mas suave y nos evita de darle manos de más. Cuando hayamos aplicado el tapaporos y se haya secado, aplicaremos el barniz.

Aplicamos el barniz con una brocha plana, dos manos siguiendo el dibujo de la veta. Si no queda bien con dos manos le daremos una tercera o cuarta, las que haga falta. Por lo general con dos manos y si tiene tapaporos es más que suficiente. Siempre respetando el tiempo de secado entre mano y mano. Hasta que no esté completamente seco, no daremos otra mano.

El barniz lo podemos elegir como queramos que quede la puerta. Si queremos cambiar el tono de la madera, elegiremos un barniz con tinte. Si simplemente queremos restaurarla como estaba antes, aplicaremos un barniz normal, que puede tener distintos acabados :brillante, satinado o mate.

Pero recordar que el secreto de que la puerta quede bien, es el lijado, aunque es lo que mas cuesta, debemos hacerlo correctamente, de ello depende el resultado final.

Tanto el barniz como el tapaporos pueden ser o al agua o al disolvente. Nunca mezclarlos, ejemplo: Tapaporos al disolvente, barniz al disolvente o Tapaporos al agua, barniz al agua.

Si no queremos darle tapaporos no tenemos por que hacerlo, pero es recomendable al 100%.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend