Consejos para dormir bien en verano a pesar del calor.

C

Foto | Radioimagina

La introducción que le hemos dado a este artículo no es sobre decoración o sobre consejos del hogar, es algo más bien científico, pero es necesaria para entender después los consejos que hemos preparado para dormir bien en verano a pesar del calor.

Un estudio que revela la Clínica del sueño ha descubierto que el cerebro necesita enfriarse para poder dormir por la noche. Cuando estamos en verano, ese calor del que se desprende el cerebro, lo transmite a nuestra piel, elevando la temperatura corporal hasta tal punto que nos es difícil dormir y cuando lo conseguimos, dormimos mal.  Atendiendo a esta premisa, la solución para dormir bien en verano es evidente: Bajar la temperatura del cerebro.

El mismo estudio, revela que la temperatura ideal es de 22 o 23 grados para que el cerebro pueda dormir. Así pues, vamos a ver algunos consejos para conseguir esta temperatura y poder dormir bien en verano a pesar del calor.

Utilizar aire acondicionado NO directo:

Evidentemente, la mejor forma de bajar la temperatura en verano es utilizar el aire acondicionado. Pero éste es un arma de doble filo, pues baja la temperatura pero a la vez reseca las mucosas y nos puede provocar resfriados y otros problemas. Por ello, si utilizamos el aire acondicionado para bajar la temperatura, lo haremos indirectamente. Es decir, desde otra habitación donde no nos dé el aire directamente.

Utilizar ventiladores:

Obviamente, no todas las personas nos podemos permitir un aire acondicionado, pero sí que podemos permitirnos un ventilador. Así que podemos utilizar ventiladores para bajar la temperatura y poder dormir bien. Eso sí, que el aire no nos dé directamente.

Refrescarnos antes de dormir:

Otro consejo muy eficaz para dormir bien en verano, es uno muy sencillo y muy antiguo. Se podría decir que es uno de los típicos “Consejos de la Abuela”. Se trata de refrescar puntos del cuerpo que acumulan más calor como las muñecas o la nuca.

Ducharnos antes de dormir:

Otra buena forma de disminuir la temperatura para dormir mejor es darnos una ducha. Pero al contrario de lo que muchos pensamos, la ducha debe de ser con agua caliente. Si nos duchamos con agua fría la piel se recalienta porque los vasos sanguíneos se abren y entra más sangre. Por ello, la ducha antes de dormir, siempre con agua calentita.

Abrir las ventanas:

Esta es otra recomendación muy obvia y a la que la mayoría recurrimos. Pero hay que añadirle un par de consejos:

El primero es la recomendación de utilizar un antifaz para que, una vez salga el sol, no nos despierte antes de nuestra hora.

Y el otro consejo, es utilizar métodos anti mosquitos para que, al estar la ventana abierta, estos no nos piquen por la noche y nos terminen despertando. Aquí podéis ver consejos eficaces para acabar con los mosquitos por la noche.

Con estos consejos sencillos dormir bien en verano, ya no es una misión imposible. Y si quieres mantener la casa en fresca en verano a pesar del calor y sin aire acondicionado, quizá te interese el siguiente artículo con trucos y consejos para tener la casa fresca sin aire acondicionado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend