Decora las puertas empapelandolas con papel pintado

En otras entradas anteriores, hablábamos sobre formas de decorar las puertas de casa con vinilos, o lacándolas, o simplemente restaurándolas con una mano de barniz. Hoy vamos a ver otra forma de decorar una puerta con mucho estilo. La forma de hacerlo es decorarla con papel pintado.

Es una idea muy sencilla de realizar y que puede dar mucho juego a tu decoración, no solo por el aporte decorativo que tiene el papel pintado, sino porque puede transformar una puerta vieja que afea todo el salón por ejemplo, en una puerta nueva.

No importa que diseño tenga la puerta, da igual que sea lisa completa o tenga molduras y dibujos.

Si la puerta es lisa completamente, puedes forrarla con papel pintado entera ya que no tienes que realizar curvas complicadas.

Si la puerta no es recta y tiene algún dibujo, puedes forrar las partes lisas creando un contraste fabuloso.

Para forrar una puerta con papel pintado, solo necesitas el papel pintado a tu elección, cola para empapelar, una espátula de plástico, un cúter y que la puerta esté bien limpia.

Cortas los trozos de papel algo más grandes que la superficie en donde los vayas a colocar.

Luego los encolas y los pegas en su sitio.

Ahora con un cúter, recorta el papel sobrante y listo, tendrás una puerta nueva que dará otro aire decorativo a toda la estancia.

Si sobra cola, retírala con un trapo húmedo limpio.

Comentarios

  1. alejandro anselmi
  2. Abel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *