Decoración Happy Chic. Fotos, ideas y consejos.

Hay una nueva tendencia en decoración, una tendencia que ha roto todos los moldes establecidos, una tendencia que parece no tener límites en base a cuánto color debemos utilizar, una tendencia que ha creado mucha controversia en el mundo de la decoración, ya que ha roto prácticamente todos los esquemas de otros estilos decorativos, demostrando que se pueden fusionar todos, rompiendo así las reglas que cada uno de esos estilos propios tenia.

Esta nueva tendencia en decoración es el estilo Happy Chic, y no es de extrañar que esté en boca de todos, sobre todo en estos tiempos que corren, porque si tuviéramos que definir este estilo de decoración en una frase seria: Un estilo de decoración que te hace sentir feliz. Y quizá sea esa esencia que desprende el estilo Happy Chic la que ha hecho que sea tan popular hoy en día, que es cuando más falta nos hace o más en falta echamos el ser felices.

Por ello hemos querido hacer un artículo dedicado al estilo Happy Chic en donde mostraros sus detalles, sus matices, sus porqués, a su creador, sí, a su creador, porque este estilo decorativo tiene un solo creador, y es a él a quien le debemos todo lo bueno que nos pueda aportar la decoración Happy Chic, también veremos ideas sobre cómo y con qué decorar una casa con este nuevo estilo, fotos, consejos y todo lo que necesitáis saber sobre el estilo de decoración Happy Chic.

Inicios del estilo Happy Chic.

Jonathan Adler

Todos los inicios, o prácticamente todos, necesitan de un creador, alguien o algo que active la chispa, algo o alguien, que plante la semilla de lo que en un futuro se convertirá o no, en algo valioso. En este caso, el creador del estilo Happy Chic, es Jonathan Adler, un diseñador e interiorista reconocido mundialmente no solo por ser el inventor de este estilo, sino por ser uno de los mejores diseñadores e interioristas del mundo, considerado como un gurú en la decoración de interiores.

Todo empezó cuando, un día, Adler se refugió en su taller de cerámica porque creía que ya no tenia más que hacer, nada más que aportar y por accidente nació la empresa mundialmente reconocida que se dedica a crear accesorios y complementos de diseño, elegantes, coloristas a más no poder, utilizando cualquier color de la paleta cromática y elementos groovy, todo ello con la finalidad de añadir a nuestro hogar la vitalidad y energía que nos proporcionan los colores.

A partir de ahí, de inundar una casa con todo tipo de complementos hechos con multitud de materiales diferentes, como telas, cerámica, acero, madera, plástico…, y de multitud de colores diferentes, nació el estilo decorativo Happy Chic.

¿Cómo es el estilo decorativo Happy Chic?

Este estilo es, llegar a tu casa y encontrarte en un lugar colorido, alegre, vibrante, lleno de cosas que te hagan feliz, colores alegres, accesorios divertidos como juguetes o “chucherías” decorativas, complementos fabricados con todo tipo de materiales, como el acero, la cerámica, el plástico, diferentes telas, objetos con flecos, borlas, estampados de los años 70 y cualquier complemento que realce el lujo y aleje el minimalismo, bien combinado, en armonía.

Esto sería, en muy resumidas cuentas, cómo es el estilo Happy Chic, pero como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis casas decoradas con este estilo para que veáis cómo se fusionan colores, estilos decorativos como el retro y el contemporáneo, materiales tan dispares como la lana y el acero, creando espacios alegres, divertidos, y elegantes, para que comprendáis mejor cómo es este estilo tan divertido.

Si os gusta este estilo decorativo y lo queréis adaptar a vuestro hogar, hay unos consejos a seguir para llevar a cabo vuestro proyecto y hacer de vuestra casa una casa Happy.

1. Inundar la casa de color. Este estilo se destaca de todos los demás por la gran variedad de colores que aporta a una casa, y no colores cualquiera, sino colores fuertes, vibrantes, energéticos, como amarillos chillones, azules en todos sus tonos, verdes, rojos, rosas, naranjas… Olvídate del círculo cromático y de las escalas cromáticas, ningún color desentona con otro en este estilo.

2. Di adiós al minimalismo. Si te gusta el estilo de decoración minimalista, creo que no vas a soportar el estilo Happy Chic, ya que éste ultimo se basa en el concepto maximista, acabados ostentosos, lujosos, con curvas sinuosas, muebles grandes y originales, alfombras multicolores, cojines con borlas, flecos, multitud de adornos… Todo lo contrario al minimalismo.

3. Percibe una sensación de alegría cuando entres en tu casa. Si bien sigues todos los pasos anteriormente mencionados pero cuando entras en casa, sientes un sensación de tristeza por los colores, materiales, accesorios y en definitiva por la decoración en general de la casa, de nada te ha servido, algo falla, ya que este estilo se destaca del resto porque busca como finalidad que te sientas feliz cuando entres en casa.

Ideas para la decoración Happy Chic.

Si has estado leyendo hasta ahora quizá pienses que empezar a decorar tu casa con este estilo sea demasiado complicado, porque seguro que tienes todo a juego; el mantel de la mesa a juego con las servilletas, el sofá a juego con las cortinas, los cojines a juego con la alfombra. Pero si has entendido bien o nosotros nos hemos explicado correctamente, el estilo Happy Chic se basa principalmente en romper con todas las reglas establecidas y hacer que ningún complemento ni color entre en conflicto con otro.

Por ello es tan fácil como empezar por coger esa alfombra que tienes a juego con los cojines y cambiarla por una multicolor, quitar las cortinas que hacen juego con el sofá y cambiarlas por unas amarillas, rosas, rojas, verdes o algún color alegre y divertido, o quitar los cojines a juego y poner uno de cada color.

Foto | Cortinas y persianas Julia

Como veis, con cambiar 4 cosas que valen 4 duros, podemos empezar a decorar nuestra casa con este estilo. Al sofá le podemos poner alguna funda, no hace falta comprar un sofa nuevo, con los muebles pasa lo mismo, podemos pintarlos, añadirles algun vinilo, o forrarlos con vinilo aironfix de colores.

Luego podemos seguir con los complementos y accesorios, olvídate de los clásicos jarrones o cuadros y pon accesorios originales y rompedores llenos de color y alegría.

Ya veis que si queréis, vuestra casa se puede convertir rápidamente en un lugar multicolor lleno de alegría.

La casa de verano de Jonathan Adler.

Pero como pasa en todos los aspectos de la vida, este estilo también tiene un “pero”. Y es que si te pones a pensar en que puedes meter cualquier objeto, mueble o color dentro de tu casa y sin un mínimo de equilibrio estás equivocado. Bien es cierto que este estilo invita a romper con todas las reglas, pero también hay que buscarle un equilibrio decorativo, o si no, nuestra casa en lugar de parecer un hogar decorado con estilo Happy Chic, quizá parezca la casa de alguien que padece el síndrome de diógenes. Y creo que no hay mayor ejemplo ilustrativo que la propia casa del creador de este estilo para mostraros lo que quiero decir.

Así pues, aquí tenéis la casa de verano de Jonathan Adler.

El dormitorio.

El salón.

La terraza.

Un pasillo interior.

Como veis, la múltiple combinación de colores, texturas, materiales y acabados, crean un hogar moderno, muy alegre y divertido, pero todo con un sentido del equilibrio perfecto.

Y hasta aquí nuestro artículo de decoración Happy Chic, próximamente os traeremos más ideas y sugerencias, según nos vayan guiando vuestros correos y comentarios.

Fotos: Ad y Pinterest


1 Comentario

  1. romina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend