Decoración de salones con un sofá amarillo.

El amarillo es un color que “dice” mucho, no pasa desapercibido, sino todo lo contrario, está ahí para llamar la atención; expresa mucho y reclama excesiva atención. Así pues, no es de extrañar que sea un color un tanto delicado a la hora de combinar; y más aún cuando se trata de una pieza de mobiliario tan importante y con tanta presencia como un sofá amarillo. Así las cosas, si tienes un sofá amarillo y quieres ver ideas sobre cómo decorar alrededor de él, o en base a él, este artículo en el que vamos a ver decoraciones de distintos salones con sofás amarillos, como puedes imaginar, puede serte muy útil.

decorar-sofa-amarillo

Un sofá amarillo es, como decía antes, una pieza que es difícil que pase desapercibida, pero si quieres que todavía destaque más aún, rodéale de patrones geométricos como líneas. Su color liso contrastará aún más con las rayas a su alrededor.

decorar-sofa-amarillo-1

Los colores fuertes, atrevidos, que rozan el matiz neón, están de moda. Si habéis buscado por Internet ideas para decorar un salón con un sofá amarillo, seguro que os ha salido en más de una ocasión la combinación de amarillo y rosa; y es porque estos colores, en su tono más atrevido, tanto el rosa como el azul, combinan genial con el amarillo, como podéis ver en la imagen de arriba.

decorar-sofa-amarillo-2

Aunque, naturalmente, no todos buscamos esa dosis de color. Si quieres algo más sereno y tranquilo, añade madera y tonos neutros a la estancia que viste el sofá amarillo. Éste seguirá destacando, pero la neutralidad y los colores suaves que lo rodean, generarán una atmósfera más tranquila, más serena, tal cual ves en la imagen de arriba. Como puedes observar, la madera es tan cálida que puede “suavizar” hasta el amarillo más fuerte.

decorar-sofa-amarillo-3

foto | abeautifulmess

Si con el sofá amarillo ya tienes suficiente color y no quieres añadir en las paredes o los textiles más colores llamativos, pero aún notas que le falta algo, añade plantas. Las plantas combinan con todos los colores, tienen la excelente cualidad de saber estar con los colores y por encima de ellos.

decorar-sofa-amarillo-4

foto | kimgray

Si te acabas de comprar el sofá y todavía tienes que pintar las paredes del salón y no sabes por qué color decidirte, hay uno que parece haber nacido, especialmente, para ser combinado con el amarillo: el color gris.

decorar-sofa-amarillo-5

Como podrás imaginar, para decoraciones más… atrevidas, más exóticas, el color amarillo funciona genial.

decorar-sofa-amarillo-7

También puedes ir a lo acertado, sin arriesgar: mirar la rueda del color, escoger los colores que se contrastan entre sí, en este caso el azul, y añadirlo a la escena.

decorar-sofa-amarillo-8

También puede darse el caso de que uno tenga un sofá amarillo y se haya cansado de él, y por la razón que sea, no quiere o no puede ponerle una funda. En este caso, se puede disimular el amarillo, o apagarle, inundando todo su alrededor de tonos neutros. En la imagen de arriba puedes ver un claro ejemplo de lo que estoy diciendo. La soberbia calidez de la madera y el combinado de tonos neutros de todo el resto de complementos, hace que el sofá amarillo casi ni destaque. No sobra; encaja, pero sin destacar.

decorar-sofa-amarillo-9

Otro cabo suelto: si tienes muebles oscuros, o vas a comprar muebles en tonos oscuros, el amarillo combina genial con estos tonos, inclusive o, especialmente, con el negro. Si es tu caso y dudas, deja de hacerlo.

decorar-sofa-amarillo-10

foto | sallywheatinteriors

El gris es el color más acertado para combinar con el amarillo. ¿Lo había dicho ya? Sí, seguro que sí. Pero aquí vemos cómo pintar, adecuadamente, un salón que luce un sofá amarillo. Paredes grises en un tono medio, y si se necesita más color, se puede añadir mediante complementos.

decorar-sofa-amarillo-11

foto| elainemusiwa

Aunque si a ti te gusta destacar, mostrar tu personalidad y carácter y no te gustan las cosas “a medias”, el amarillo es tu color.

decorar-sofa-amarillo-12

foto | avenuelifestyle

Si tu opción es la de pintar el salón de color blanco, junto con el sofá amarillo, bien, es una buena opción. Pero quizá la mezcla resulte un tanto fría, a pesar del amarillo del sofá. Si es así, añade colores suaves, pasteles, en pequeñas dosis.

decorar-sofa-amarillo-13

foto | remickassociates

Otra forma de hacer que un sofá amarillo no destaque tanto, es añadir complementos con colores y patrones, más bien agresivos. El sofá amarillo se mimetizará con el entorno, cual reptil, y no destacará tanto. Aunque… ¡Quién querría un sofá amarillo si no es para lucirlo como se merece!

Y, si te gusta la idea de tener un sofá amarillo, como bien sabrás, siempre puedes ponerle una funda, bonita, amarilla, y cambiarlo de color, por un módico precio.

Y tú, ¿Qué opinas de los sofás amarillos? ¿Pondrías uno en tu salón, o ya lo tienes? A mí, me encanta; expresa mucha personalidad y bien combinado, tal cual hemos visto, deja unos interiores fabulosos, de revista.

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese el que publicamos hace poco, en el que veíamos ideas para decorar un salón con sofás rosas.

Sin votos aún. ¡Vota tú el primero!
Please wait...
RELACIONADOS

Suscríbete a nuestra newsletter semanal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to friend