El espacio: La materia prima para decorar.

Lo primero que haremos para decorar es fijarnos en el espacio que tenemos, va a ser nuestra materia prima para trabajar, y nuestro punto de partida para cualquier proyecto.

Una vez que hemos tomado consciencia del espacio que tenemos nos pondremos manos a la obra.

Visualizaremos en todo momento el espacio que disponemos en cada sitio antes de elegir algún mueble, pintura, cortinas o lo que vayamos a colocar en ese lugar.

Si vamos a colocar un mueble, tendremos en cuenta el espacio del que disponemos y el espacio que va a necesitar el mueble cuando abramos sus cajones y demás departamentos.

Si vamos a colocar unas cortinas primero debemos visualizar como quedaría ese hueco vacío con cortinas cortas, largas, estores o cualquier tipo de cortina y así haremos con todo, antes de colocar cualquier cosa pondremos especial atención en el espacio donde lo vamos a poner y todas sus posibles consecuencias.

También tenemos que tener en cuenta que el espacio del que disponemos no solo tiene las dimensiones de ancho y largo también podemos jugar con la dimensión de la altura.

Espacios pequeños:

En espacios reducidos es cuando más tenemos que utilizar nuestra imaginación y todos nuestros recursos.

Aquí van algunos consejos que puedes utilizar para usarlos en la decoración o para inspirarte en los tuyos propios. Pues de lo que trata es que aprendas a decorar por ti sol@

-Podemos utilizar muros de media altura, no cortan la visual como haría una pared normal y dan mucha intimidad sin cortar el espacio entre un sitio u otro. Puedes hacerlos con biombos, con pavés de colores o con ladrillos normales.

Pincha aquí para saber cómo se hacen muros de pavés.

Usar espejos, los espejos aportan una gran sensación de amplitud, sobre todo en espacios pequeños, y si colocamos uno en frente de otro dará más sensación de amplitud todavía. Y multiplican la luz.

-Las puertas correderas son una gran opción, puesto que nos dan como  mínimo 1 metro cuadrado más de espacio.

-Puedes utilizar mesas extensibles, tanto en la cocina como en el salón.

-Aprovechar los rincones y espacios muertos para poner los muebles. Y así tener las zonas de paso lo más limpias posibles.

-Puedes recurrir a muebles diseñados para ahorrar espacio como camas plegables, camas escritorios, escritorios plegables.

-Utilizar pinturas y papeles con el fin de crear un efecto visual de amplitud. Por ejemplo:

-Si ponemos un papel pintado a rayas horizontales, en una habitación o pasillo nos dará una sensación de profundidad, y si ponemos papel pintado a rallas verticales nos dará mayor sensación de altura.

-Con la pintura si pintas los techos más claros que las paredes también dará sensación de mayor altura. Si pintas una habitación de un color y dejas una pared blanca parecerá más grande la habitación, o más ancha o más larga, dependiendo de la pared que pintes en blanco.

Estos son solo unos pequeños consejos, para que tú mismo te puedas inspirar en ellos para tus propias creaciones, el límite no existe. Aunque como he dicho antes en los espacios pequeños es en donde más tenemos que esforzarnos.

Espacios grandes:

-Puedes utilizar mobiliario de tamaños grandes para ocupar más espacio, pero sin pasarse para no sobrecargar el ambiente. Lo ideal es poner un par de muebles grandes y los demás muebles que sean normales.

-Con la pintura, al igual que con los espacios pequeños podemos hacer que tengan un efecto visual para darnos mayor amplitud, con los espacios grandes podemos hacer lo contrario. Para los techos en lugar de pintarlos de blancos o de un color claro, los pintaremos de colores oscuros y parecerán que son más bajos, los colores pueden ser marrones o grises y colores de tonos apagados.

-Si elegís tapices, cuadros, estatuas, y demás complementos de decoración para un lugar muy espacioso, tienen que ser acordes con el tamaño del lugar, porque de no ser así dará sensación de desorden. No podemos poner una alfombra o plantas pequeñas en un sitio con mucho espacio.

salon comedor con barra

-Los espacios amplios nos ofrecen la posibilidad de poder separarlos y convertirlos en dos ambientes distintos. En una misma sala puedes tener un salón y separado por un mueble o una falsa columna, puedes poner un mini bar con unas mesitas y unas sillas, o en el salón puedes tener el típico lugar donde ver la tele y luego apartado y delimitado por ejemplo por una alfombra, por el papel pintado, o por un mueble, puedes tener un espacio para leer con un gran diván y una estantería y una mesa por ejemplo.

-Evita los espejos y los colores muy claros en los espacios grandes.

Estos, son algunos pequeños consejos para que puedas orientarte, inspirarte y que captes la idea principal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend