El método de limpieza 20-10. Más allá de Marie Kondo

Quizá se deba a mi poca comprensión lectora, pero al terminar de leer el libro La magia del orden de Marie Kondo, se me quedaron dos ideas en la cabeza; a saber. Primera: Que esta mujer está al borde de un trastorno obsesivo compulsivo y, segunda: que hay que tirar, tirar y volver a tirar todo aquello que no usemos, tenga valor o no. Como digo, quizá se deba a mi subjetiva comprensión de lo leído, pero no estoy nada de acuerdo con este método, a pesar de haberlo intentado. Sencillamente no es para mí.

Método de limpieza 20/10

Foto ShutterStock

Pero por casualidades de la vida, hace poco conocí otro método de orden y limpieza, el método 20/10 de la autora Rachel Hoffman, que no es que únicamente sí sea para mí, sino que es el que llevo yo haciendo toda mi vida. Y ahora me entero de que es un método que muchos califican de eficaz, cuando a mí me invaden remordimientos por considerarme una persona más bien de carácter… perezoso, por llamarlo de una manera suave.

El método de limpieza y orden 20/10, no es ni más ni menos, que limpiar durante 20 minutos y descansar 10, para volver a repetir otra vez el ciclo hasta que terminemos la jornada de limpieza.

De esta forma, la autora asegura, que, mantener el desorden, caos y suciedad bajo control, es posible sin terminar de quemarse o hartarse de limpiar. Al descansar durante 10 minutos, vemos la vuelta a la limpieza de otra forma menos pesada.

Podríamos pensar que durante 20 minutos de limpieza no se hace mucho, pero no sé vosotros, a mí, en 20 minutos, me da tiempo a fregar los platos, hacerme un baño y poner una lavadora. Si luego descanso 10 minutos y en los otros 20 me quito el otro baño y otro par de cosillas, casi tengo la casa lista.

El truco que asegura que este método es eficaz, según la autora, es el descanso; ya que todos vemos la tarea de limpiar y ordenar, precisamente como lo que es, una tarea, algo ingrato que hay que quitarse de encima. Con los 10 minutos de descanso, que los podemos utilizar en leer, fumarnos un cigarro, navegar un rato por internet, etc., equilibramos la balanza entre lo que hay que hacer y lo que realmente queremos hacer.

Además, el saber que hay un “final”, después de los 20 minutos, nos hace la tarea mucho más fácil y llevadera. Al tener un tiempo definido y controlado que podemos ir observando, con nuestro propio teléfono o con cualquier reloj, sabemos que cuando llegue el final de los 20 minutos, hemos “terminado”.

Yo soy de las que opina que limpiar es limpiar y no le gusta a nadie, y que cada uno tenemos nuestro propio método de limpieza y orden y lo demás son pamplinas. Pero si tú has probado de todo y nada te funciona, quizá este método pueda ayudarte.

¿Qué opinas del método de limpieza 20/10? ¿Le das una oportunidad o te parece una nueva tontería? Te leo en los comentarios.

Conoce estas 6 rutinas que hacer todas las noches para tener la casa siempre recogida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend