El naranjo enano: El frutal perfecto para nuestra cocina.

naranjo enano

Es una planta perfecta por su tamaño para tenerla en nuestra cocina, sus flores son perfumadas y sus coloristas frutos la hacen perfecta para el interior. Su tamaño no suele pasar del metro de altura, dependiendo de la variedad de la planta.

El mejor lugar para colocarlo es cerca de una ventana orientada al sur, de esa forma recibe el máximo de luz natural, pero hay que tener cuidado por que la luz que atraviesa el cristal hace efecto lupa y puede dañar la planta.

Su ficha técnica:
Luz: Necesita mucha para favorecer su crecimiento. Lo mejor es situar la planta en un lugar claro y soleado, porque la luz indirecta es imprescindible.

Riego: Hay que hacerlo todos los días durante el verano, y en invierno semanalmente.

Abono: Desde la primavera hasta el otoño abonaremos con abono orgánico frecuentemente. En invierno es aconsejable utilizar abonos que contengan magnesio, zinc, hierro y potasio, con esto evitaremos que la fruta se caiga antes de tiempo.

Temperatura: Estos árboles no aguantan las heladas ni las temperaturas frías, en invierno una temperatura de 15 y 18º C es la adecuada, y en verano lo mejor es tenerlo al sol evitando los rayos directos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *