¿Falta de espacio o de imaginación? II. Una persiana convertible en un tendedero.

Decirme la verdad, cuando veis una persiana tipo veneciana, de esas de madera, ¿no os recuerda a un tendedero de ropa? Tengo que reconocer que a mí sí. Estas persianas me recuerdan, y muchom a un tradicional tendedero, y eso es lo que les debe de haber pasado a Kim Bobin y Kyungeun Ko, los creadores de Blindry que, como su propio nombre indica, es un híbrido entre una persiana y un tendedero.

Este tipo de ideas vienen genial para las casas pequeñas, de esas que tanto abundan hoy en día. Apartamentos para solteros o pisos donde no cabe ni un simple tendedero; bueno, en realidad, viene bien para cualquier casa ya que esta persiana convertible en un secadero es de gran utilidad.

Además, como está justo en la ventana, es el lugar ideal para secar la ropa. Es uno de esos inventos que sabes al instante que van a funcionar, por su funcionalidad, porque realmente son prácticos y nos pueden hacer la vida hogareña un poco más fácil y porque permiten ahorrar espacio, algo muy valioso hoy en día.

Debido a todas estas ventajas y su mecanismo tan sencillo, ingenioso y práctico, Blindry, ha sido galardonada con el premio Red Dot.

¿Vosotros qué opináis de este invento, a mi parecer, tan ingenioso?


Comentarios

  1. José
  2. Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend