Fotos e ideas para decorar y pintar un dormitorio, habitación o cuarto con colores relajantes.

Debido al actual ritmo de vida que llevamos, frenética, estresante, acelerada… necesitamos disponer de tiempo y espacio para relajarnos, y sin duda alguna, nuestro hogar es el mejor espacio para dedicar tiempo a relajarnos.

Y aunque siempre se ha recomendado que los dormitorios sean lugares en donde reine un ambiente relajante, ahora más que nunca es cuando más lo necesitamos.

Por ello, hoy os queremos mostrar fotos, ideas, colores y consejos para decorar y pintar un dormitorio relajante. Vamos a verlos.

Colores relajantes:

El color de las paredes es el factor que va a determinar si el dormitorio, cuarto o habitación es un espacio relajante o no. Por ello, vamos a centrarnos en esta ocasión en los colores más adecuados para pintar y decorar un dormitorio con un ambiente relajante.

No es muy difícil adivinar qué colores debemos escoger y cuáles no, todos aquellos que sean fuertes, vivos, estridentes, que transmitan mucha energía los descartamos de inmediato. Colores como el rojo, naranja o amarillo intenso (colores cálidos en el círculo cromático), no son adecuados para logar este tipo de ambientes. Debemos buscar los colores relajantes en la parte fría del círculo cromático. El azul, verde y el morado. Estos son colores muy acertados para decorar un dormitorio relajante. No significa que no podamos usar otros colores pero principalmente estos son los más aconsejables. Más adelante veremos cómo se pueden utilizar otros colores que no sean estos para decorar y pintar un dormitorio relajante. Pero ahora nos centramos en estos tres, vamos a verlos.

Dormitorios, cuartos y habitaciones relajantes decorados y pintados de azul.

El color azul en tonos suaves es sin duda alguna uno de los colores más efectivos para lograr un ambiente relajante en un dormitorio, y si lo combinamos con color blanco el resultado es un ambiente fresco, vital y por supuesto muy relajante.

Pero si nos gustan otros tonos de azul más fuertes, también podemos contar con ellos para conseguir que en nuestro dormitorio reine una atmósfera relajante, fijaros en estos dormitorios pintados con azules fuertes.

El secreto está en combinarlos con el blanco y tener muy en cuenta la iluminación del dormitorio. Si tenemos estos dos factores en cuenta, podemos utilizar prácticamente cualquier azul para decorar y pintar nuestro dormitorio.

Dormitorios, cuartos y habitaciones relajantes decorados y pintados de verde.

Con el color verde pasa lo mismo que con el color azul. Es perfecto para pintar un dormitorio si lo que buscamos es un espacio relajante, evidentemente cuanto más suave sea el tono de verde mayor suavidad y relajación aportará al dormitorio. Aunque esto no quiere decir que no podamos poner algún verde más oscuro y apagado logrando un espacio sereno y elegante, o algún verde más vivo,  creando un lugar relajante pero más fresco y vivo.

Dormitorios, cuartos y habitaciones relajantes decorados y pintados de morado.

El color morado es un color secundario en el círculo cromático que se consigue mezclando el rojo con el azul, y añadiendo blanco conseguimos otros tonos de morado más suaves como el violeta o el lila. También depende de la mezcla entre el azul y el rojo, podemos lograr diferentes tipos de morado más oscuros como el berenjena, burdeos, turquesa, magenta, etc.

Los tonos más adecuados para decorar y pintar un dormitorio relajante son los morados suaves que se consiguen a suavizando el color morado con blanco.

Como veis un morado suave o lila combinado con blanco crea un espacio embriagador, relajante, con mucha armonía  Pero no solo estos tonos de morado son adecuados para pintar o decorar un dormitorio relajante, también podemos recurrir a tonos más oscuros, siempre y cuando los combinemos bien y tengamos en cuenta la luz del dormitorio entre otros factores. Fijaros en estos tres dormitorios pintados de tonos morados algo más oscuros y combinados con blanco. El ambiente es relajante igualmente.

Como veis estos colores (azul, verde y morado) son los más adecuados, pero como decíamos al principio, hay otros colores que no son estos con los que también podemos lograr un dormitorio cuarto o habitación con un ambiente relajante. Por ejemplo con el marrón.

Dormitorios, cuartos y habitaciones relajantes decorados y pintados de marrón.

El marrón es un color que aporta mucha serenidad, calidez y elegancia a un ambiente, es un color sobrio, por lo tanto aunque no esté en la parte fría y relajante del círculo cromático también es un buen color para pintar un dormitorio relajante.

Dormitorios, cuartos y habitaciones relajantes decorados y pintados de tonos pastel.

Los tonos pasteles, son colores denominados así por su apariencia “suave”, son ideales para crear espacios relajantes, tranquilos, serenos, armoniosos, cálidos…

Los tonos pasteles, se consiguen mezclando colores primarios y secundarios, tanto fríos como cálidos con blanco, rebajando así su intensidad. Por ejemplo si al color rojo que es un color cálido no relajante le añadimos una determinada cantidad de blanco el resultado será un color rosa pálido, muy suave y relajante. De la misma manera que con el color rojo y blanco se puede crear un tono pastel, con los demás colores pasa lo mismo.

Dormitorios, cuartos y habitaciones relajantes decorados y pintados en dos colores relajantes.

De momento hemos visto como utilizando ciertos colores específicos podemos conseguir un dormitorio relajante, pero si queremos utilizar más de un color, también se puede. Hay multitud de combinaciones, pero para ir a lo seguro, es aconsejable combinar los colores relajantes anteriormente mencionados. Aquí algunos ejemplos:

Todavía hay muchas más formas de pintar y decorar un dormitorio cuarto o habitación relajante, pero para ir empezando os hemos querido mostrar los colores más eficaces y básicos, para que podáis conseguir un ambiente relajante fácil, sin muchas complicaciones.

RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *