Hazlo tú mismo. 6 fotos e ideas para hacer una mesilla de noche.

Mañana ya es lunes, comienza una nueva semana y con ella nuevos propósitos y proyectos que realizar, y como es costumbre en Mil Ideas, nos gusta traeros ideas para decorar vuestra casa. Y hoy en concreto os traemos unas buenas ideas para que hagáis vosotros mismos unas bonitas mesillas de noche. Así que para todos los amantes del bricolaje y la decoración que no tengan ningún plan para esta nueva semana que comienza, aquí os dejamos con estas ideas para fabricar mesillas de noche. Fáciles y por supuesto muy económicas.

Idea número 1: Hacer una mesilla de noche con un taburete de jardín.

Ahora que estamos en invierno y que disfrutamos mucho menos de los espacios exteriores de nuestra casa como jardines, terrazas o balcones, quizá tengáis algún taburete de exterior al que no estéis dando ningún uso y que debido a las inclemencias del tiempo cada día se esté poniendo más feo y desgastado.

Pues bien como todavía quedan unos meses para que podamos volver a utilizar dicho taburete en el exterior ¿Por qué no le renovamos y le utilizamos como mesilla de noche?

Aquí tenéis un ejemplo. Un taburete de metal para exterior, que en un principio estaba abandonado en el porche, se ha rescatado, lijado y se le ha aplicado un par de manos de pintura blanca para dejarlo como nuevo, y se ha colocado en el lugar de la mesita de noche. Y como podéis ver, el resultado es asombroso. De un mueble olvidado se ha hecho una fantástica mesita de noche con un simple par de pasos. Lijar y pintar.

Idea número 2: Cubrir una pequeña mesa redonda con un mantel.

Si os habéis fijado, parece que las nuevas minas de oro están en los contenedores de basura. Cada día vemos a más gente rescatando objetos de ellos, y si os fijáis bien, no tardareis mucho en encontraros por ejemplo una vieja mesa que han tirado y que os puede hacer un fantástico apaño, como en este ejemplo.

En esta ocasión no ha hecho falta ni pintar la mesa. Lo único que necesitamos es un bonito mantel blanco que la cubra y encima un cristal de las mismas proporciones que la bandeja de la mesa. Y como resultado, una práctica y bonita mesilla de noche vestirá nuestro dormitorio.

Idea número 3: Hacer una mesilla de noche con una vieja mesa.

Al igual que en la anterior idea, en esta, también hacemos uso de un mueble viejo para convertirlo en mesilla de noche. Bien podéis tener una mesa vieja y abandonada por algún rincón de vuestra casa, trastero o garaje, o bien la podemos conseguir fácilmente si somos un poco observadores en algún contenedor de basura tirada. Sea como sea, una vez tengamos la mesa podemos hacer como en este caso; Cortarla por la mitad, pintarla de un bonito color que combine con el resto de la decoración del dormitorio y utilizar cada mitad para anclarla en la pared mediante tacos y tornillos y así obtener dos practicas mesillas de noche. Interesante ¿verdad?

Idea número 4: Utilizar dos cajas de madera como mesillas de noche.

En este caso no hace falta mucho trabajo para lograr una original mesilla de noche. Basta con conseguir dos cajas de madera, si están muy desgastadas o viejas, podemos lijarlas y darles una mano de barniz, y poner una encima de la otra. Y listo, ya tenemos una práctica, original y muy económica mesita de noche.

Idea número 5: Hacer una mesilla de noche con un buen trozo de madera maciza.

En este caso lo único que necesitamos en un trozo macizo de madera. Una vez tengamos en nuestras manos el trozo de madera lo moldeamos a nuestro gusto utilizando las herramientas necesarias hasta formar un cubo. (Si no disponemos de las herramientas necesarias, en cualquier carpintería estarán encantados de realizarnos el trabajo).

Ahora una vez tenemos el cubo de madera cortado y tallado a la medida necesaria para utilizarlo como mesilla de noche, le podemos hacer una ranura en diagonal como en este ejemplo para guardar nuestro libro de cabecera. O podemos hacerle varias para guardar varios libros. También podemos hacerle otros huecos para guardar otros objetos como el móvil, gafas de leer, etc. El límite lo ponéis vosotros. Como habréis observado en la mesilla de la imagen solo hay un hueco para guardar un libro, y el resultado es una mesilla de noche de diseño minimalista, pero al estar hecha de madera, podemos hacerle tantos huecos como queramos.

Idea número 6: Hacer una mesilla de noche utilizando baúles o maletas.

Tengo que reconocer que en esta idea no cabría dentro del concepto DIY, pero como personalmente me gusta tanto, tenía que meterla aunque fuera con calzador dentro de este artículo.

Particularmente me encanta todo lo retro y vintage, creo que tiene un aire nostálgico encantador, y que si sabemos escoger bien las piezas, podemos lograr rincones dentro de un hogar muy inspiradores. Así que como seguro que casi todos tenéis algunas maletas o baúles viejos, de vuestros abuelos, o bisabuelos guardados por algún lugar cogiendo polvo, ¿Por qué no los rescatáis de ese lugar abandonado y les dais una segunda oportunidad convirtiéndolos en unas prácticas mesillas de noche?

Como veis por estas dos imágenes, el resultado es espectacular, tanto decorativo como practico.

Fotos cortesía: Craftybutt, Amylaudesign, Houzz y Hgtv.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend