Idea para pintar una cómoda vieja y transformarla en un bonito y original mueble nuevo.

Esto de rescatar muebles viejos y pintarlos, forrarlos con papel, vinilo o decorarlos de cualquier otra manera que sea,  esta de moda, y menos mal porque gracias a que el rescate de muebles se ha puesto de moda, la imaginación de la gente se desborda para crear verdaderas obras de arte en cuanto a renovaciones de muebles se refiere. Como la que os traemos hoy, que con un poco de pintura podemos tener un mueble completamente nuevo.

Se rescató una cómoda antigua en muy mal estado, rayada, con la pintura desconchada, en definitiva hecha una pena, pero con un poquito de maña y pintura ha quedado como nueva.

Los pasos a seguir:

Primero sanear la madera, ¿Cómo? Lijándola con una lijadora para levantar toda la pintura vieja y eliminar rayas y otros desperfectos.

Una vez lijada, le aplicamos una mano de selladora. Un producto que sella los poros de la madera y prepara la superficie para la aplicación de la pintura entre otras cosas.

Una vez seca la selladora (8horas mínimo) empieza lo interesante, pintar la cómoda.

En este caso se a utilizado tonos rosa para decorarla. Se ha pintado el cajón de debajo del tono de rosa más fuerte, el segundo cajón algo más suave y el primer cajón un de un rosa pálido. Y para crear contraste y suavizar tanto rosa se ha pintado el resto de blanco, y como toque final se han pintado los tiradores de color negro. Y bueno… el resultado es… espectacular. ¡Nunca hay que subestimar el poder de un par de manos de pintura!

Si alguien le ha gustado esta idea y decide ponerla en práctica siguiendo los patrones de pintura, o sea utilizando un color en varios tonos, decir que no hace falta comprar un color por cada cajón.

Vamos a poner como ejemplo esta cómoda que os hemos traído hoy. En lugar de comprar 4 colores, rosa pálido, rosa algo más oscuro, rosa todavía más oscuro y blanco, solamente se necesita pintura esmalte sintético blanco y tinte de color rojo.

El esmalte sintético es una pintura muy adecuada para pintar los muebles. Para tintarlo se necesita tinte universal. Y para diluirlo se necesita disolvente universal.

Y lo que tenemos que hacer es preparar 3 tarros, y en cada uno de ellos mezclamos blanco con un poquito de tinte rojo, cuanto más tinte le echemos más rosa saldrá, así que ya dependiendo del resultado que busquemos así mezclaremos, y en cada tarro mezclaremos un poquito menos de rojo para conseguir esa escala de tonos de mayor a menor.

Como hemos dicho antes, hemos puesto como ejemplo la cómoda de la foto, en la cual se necesita tinte rojo, pero evidentemente dependiendo del color que queramos utilizaremos un colorante u otro.

Fotos: Paisley and polkadot threads.


Comentarios

  1. mari carmen
  2. Nuria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend