Idea para renovar una consola vieja con pintura. Inspirada en Charlie Brown

Seguro que todos tenéis un mueble viejo que queréis deshaceros de él y cambiarlo por otro nuevo. Si este mueble es una mesa auxiliar o una consola, sigue leyendo. Y seguro que también conocéis todos o por lo menos los más adultos a Charlie Brown, el personaje principal de Peanuts. Bien pues es que a este mueble viejo, se le ha dado una segunda oportunidad antes de tirarlo (y vaya segunda oportunidad) inspirado en la famosa camiseta de Charlie Brown. Vamos a ver como lo han hecho.

En primer lugar quiero que veáis el mueble en su estado original antes de ser renovado. Digamos que o bien iba a la basura o directo a un restaurador, pero su dueña inspirada por Charlie Brown se le ocurrió una forma bastante original de decorarlo.

Antes de seguir me gustaría hacer un alto y decir que al principio del artículo he dicho que si teníais un mueble consola o una mesa auxiliar siguierais leyendo, pero aunque no tengáis dicho mueble, esta idea la podes aplicar a cualquier otro mueble viejo que tengáis en casa a punto de jubilar. Dicho esto vamos a ver como han decorado a este mueble antiguo.

En primer lugar se lijo para igualar la superficie y retirar todo rastro de impurezas e imperfecciones. Una vez lijado se limpio de polvo u otro cualquier resto y se procedió a darle una mano de imprimación. La imprimación necesaria para la madera es la selladora, es un producto de color blanco (mate o brillo) que se aplica con brocha, rodillo, o pistola, que cubre y prepara la superficie para ser pintada.

Una  vez seca la imprimación se le dio al mueble 2 manos de esmalte sintético amarillo respetando el tiempo de secado entre mano y mano unas 8 horas aproximadamente y se dejo secar 24 horas.

Luego con cinta para enmascarar, tapar o encintar (cada uno lo llama de una manera) se hizo un patrón que imitaba el dibujo de la camisa de Charlie Brown. Luego se aplicaron 2 manos de pintura blanca respetando el tiempo de secado entre mano y mano y se retiró la cinta y como resultado final quedó un mueble moderno, original, y único, que bien puede servir como mueble recibidor, como mesa auxiliar o como mesilla de noche.

Una fantástica idea para decorar un mueble y darle una segunda oportunidad antes de tirarlo a la basura. Si os gusta la idea pero no los colores, o el diseño, solo tenéis que cambiarlos por los de vuestro gusto, pero la idea ya la tenéis.

Fotos y proyecto de: Circadee


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend