Ideas para decorar las paredes: Utilizar molduras de imitación a escayola.

Últimamente estamos viendo que las nuevas y más habituales formas de decorar las paredes son con revestimientos de papel tipo vinilos, papel pintado o fotomurales, y eso crea una decoración muy actual, no cabe duda, pero, naturalmente, tenemos otros recursos para decorar las paredes de casa como, por ejemplo, la que os proponemos hoy, que es, decorarlas con molduras de imitación a escayola.

El resultado de utilizar molduras para decorar las paredes suele ser, a diferencia de utilizar revestimientos de papel, un estilo clásico y elegante, aunque también podemos conseguir ambientes actuales, de eso se trata.

Y la idea de utilizar molduras de imitación y no molduras de escayola, es porque las primeras son mucho más baratas, infinitamente más fáciles de colocar, ya que sólo necesitamos un buen pegamento, y mucho más fáciles de manejar, ya que son de un material que apenas pesa, poliestireno extrusionado o, lo que vulgarmente llamamos, “corcho”.

Además, si eligiésemos molduras de escayola, mancharíamos toda la pared donde las colocásemos y tendríamos que volver a pintarla, sin embargo, con las molduras de corcho, basta con un poquito de pegamento para fijarlas en la pared.

Normalmente este tipo de embellecedor se suele utilizar en el techo, pero como veis, decorar las paredes con molduras también da mucho juego. Se pueden pintar para crear un bonito contraste con la pared, se puede hacer una especie de mosaico, podemos enmarcar algo como una puerta, y cientos de ideas más, según nuestro gusto y el estilo que busquemos.

Podemos hasta enmarcar unas tiras de papel pintado y hacer una elaborada decoración en la pared.

O pintar en ellas una moldura o marco decorativo que embellezca aún más la pared.

En realidad, podemos hacer lo que se nos pase por la imaginación. Y tú, ¿conocías las molduras de corcho?

Ver 40 ideas para decorar las paredes

Fotos | Inviting Home, Sfvictoriana, Katy Elliott

Comentarios

  1. molduras decorativas
  2. Wilmer ortega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *