0

Ideas para decorar una buhardilla

La estancia más difícil de decorar en una casa es sin duda alguna la buhardilla, es un lugar difícil pues su estructura no es como la de una habitación normal, que suele ser rectangular o cuadrada con el techo plano y todo a la misma altura. Y es que ese, es el único inconveniente cuando vamos a decorar una buhardilla, el techo.

Pero quizás, por eso, también sea la zona más divertida de toda la casa a la hora de decorar y a la que más partido se la puede sacar si se sabe aprovechar bien todo su espacio y estructura. Podemos conseguir decoraciones asombrosas gracias precisamente a la estructura de los techos.

Veamos algunos ejemplos de cómo podemos sacar ventaja a estos techos tan particulares que nos ofrecen las buhardillas.

Si pintáramos las paredes como en una habitación normal, de un color y el techo blanco como se suele hacer en las demás estancias de la casa, la sensación de altura de la habitación se vería disminuida considerablemente, ya que en las buhardillas la mayor superficie está en el techo. Fijaros en esta habitación

El techo está pintado de blanco y las paredes de color y da la sensación de que es una buhardilla muy baja, parece que es solo techo. Es un claro ejemplo de cómo no pintar una buhardilla y no saber aprovechar bien su estructura.

Una solución para estos casos en los que las paredes verticales tienen una superficie tan pequeña, es pintarlos de la misma forma que el techo. De esa forma le damos a toda la buhardilla un sentido de unidad que disimulará lo baja o alta que sea la estancia. Como en esta habitación:

Si os fijáis tienen unas grandes ventanas en el techo, es una idea fabulosa pues además de conseguir una excelente luz natural durante el día, disminuyen la superficie de techo haciendo que toda la habitación sea más acorde.

Otra buena idea es aprovechar la parte baja de la buhardilla para poner los cabeceros de la cama. Como han hecho aquí:

Además han decorado con un mural y el techo y el suelo lo han aislado con madera, una gran idea tanto para aislar la buhardilla del calor o del frio, ya que es la estancia de la casa que mayores cambios de temperatura sufre, como para la decoración.

Al decorar las paredes con un precioso mural infantil, hacen que estás sean el foco de atención principal, sin importar que el techo tenga esa caída tan pronunciada. Es una bonita forma de decorar y disimular ese caída de techo. Sin duda alguna los niños se sentirán encantados con esa habitación y no sentirán que el techo es demasiado bajo como para causarles agobio.

También es muy recomendable hacer los armarios y muebles a medida, de esa forma podemos aprovechar totalmente el espacio que nos brinde la buhardilla como en esta por ejemplo

Han puesto en una pared un armario a medida, de esa forma se ha aprovechado el hueco completamente y si os fijáis queda muy poca superficie de paredes y techo, por eso han pintado de blanco tanto el techo como la poca superficie de paredes, de esa forma se consigue sensación de amplitud. Si hubieran pintado las paredes de un color y el techo blanco, se hubiera perdido esa sensación y sentido de unidad que tiene la buhardilla.

Otra fantástica idea para decorar una buhardilla que tiene la caída de los techos muy pronunciados, es ponerle papel pintado a rayas tanto en la pared como en el techo, para crear un efecto visual de continuidad. Como han hecho aquí:

Foto cortesía de: Decoración IN



     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *