Ideas para pintar y decorar tu casa de alquiler sin molestar al casero

Cada día hay más personas que viven de alquiler, comprarse un piso hoy en día está bastante complicado, y claro, en una casa de alquiler, dado que no es nuestra, la mayoría de las veces no podemos decorarla o incluso pintarla como nosotros queremos, pues a nuestro casero no le gusta la idea. Nos tenemos que amoldar a los muebles, pintura de paredes y demás objetos que hay en la casa aunque no nos gusten. Y la verdad sea dicha, en una casa, cada uno tiene que vivir como le guste, sentirse bien con lo que le rodea diariamente cuando entra por la puerta, sea de alquiler o no. Vamos a ver una serie de ideas para que podáis decorar vuestra casa de alquiler y crear vuestro espacio personal sin molestar a vuestro casero.

Lo primero que hay que tener en cuenta, es cuán flexible es nuestro casero y ver cuantos cambios en su hogar está dispuesto a soportar. Partiendo de esa base ya sabemos porque terrenos movernos.

Pintar las paredes y cambiar el color de la casa.

El cambio más radical y personal que se le puede dar a una casa, es la pintura. Pintar las paredes con los colores que nos gusten es lo primero que deberíamos hacer para amoldar esa casa de alquiler a nuestros gustos.

En la mayoría de casos, antes de alquilar una casa, el propietario la suele pintar para darle un lavado de cara y tenerla decente para los posibles inquilinos, y pocas veces nos dejará pintarla. Si vamos a alquilar una casa, antes de hacerlo, podemos decirle al propietario que no se preocupe por pintarla que ya la pintamos nosotros, explicarle como la vamos a pintar y si acepta fantástico.

Si no acepta y tenemos que convivir con los colores con los que ha pintado las paredes, no importa. Se puede dar mucho color a una casa sin utilizar pintura.

Lo primero serían los textiles, unas nuevas cortinas a nuestro gusto con los colores escogidos por nosotros le darán mucha vida y color a la casa y las cortinas viejas las guardamos en una caja bien sellada con todos sus accesorios para antes de irnos de esa casa, poder volver a colgarlas tal cual estaban.

Fundas de sofá y sillones. Este es otro cambio con el cual podemos dotar de mucho color a la casa. Cambiando o poniendo nuevas fundas al sofá y sillones le daremos un toque más personal, y al ser fundas nuevas o traídas por nosotros, estaremos más a gusto que en unas fundas que ya han sido usadas por otras personas.

También podemos cambiar los cojines o las fundas de estos, las alfombras, manteles y todos los textiles que haya en la casa. Los que quitemos deberemos guardarlos bien embalados para el día que tengamos que volver a colocarlos de nuevo o simplemente para que el casero vea que están bien guardados.

Con estos cambios ya habremos dado mucho color y personalizado la casa de alquiler donde vivimos sin que nos cause ningún problema con el casero, pero veamos hasta donde podemos llegar.

Personalizar los muebles de la casa.

Este es un punto delicado, aquí seguramente tengamos que aguantarnos con los muebles que hay, bien porque el dueño de la casa no se quiera deshacer de ellos o porque nosotros mismos no vamos a amueblar una casa que no es nuestra  y que no sabemos el tiempo que vamos a estar en ella con el dinero que cuesta.

Pero sí que se puede decorar y personalizar cualquier mueble que no nos guste. Podemos por ejemplo ponerle vinilos. Hay dos clases de vinilos para ponerle a un mueble. Está el vinilo adhesivo de alguna figura; flores, personajes, tribal o cualquier dibujo, para decorar el mueble en gran parte, o el vinilo aironfix, con el cual podemos forrar por completo un mueble cambiándole totalmente de aspecto. Con estos dos vinilos el cambio en los muebles de la casa de alquiler será radical.

El día que haya que marcharse de esa casa, podemos quitar el vinilo fácilmente sin dañar el mueble. Seguramente queden restos de pegamento en el mueble al quitar el vinilo, pero con un poco de disolvente, se quitan muy bien y se deja el mueble como nuevo.

Aquí puedes ver cómo poner vinilo aironfix en un mueble.

Si el casero tiene algún mueble que sí nos deja pintarlo, mucho mejor, podemos barnizarlo, cambiarle de color, personalizarlo con alguna plantilla o ponerle papel pintado.

Aquí puedes ver cómo pintar un mueble con plantillas y aquí cómo ponerle papel pintado.

Decorar la casa utilizando complementos decorativos

Esta es la parte que más me gusta a la hora de decorar una casa, bien sea de alquiler o propia ya que en esta ocasión no hay diferencia. Pues todos los complementos que nosotros pongamos en esa casa son nuestros e igual que los hemos puesto nos los podemos llevar.

Con complementos como jarrones, floreros, ceniceros, cajas y baúles decorativos, cuadros, figuras, espejos y un largo etc., podemos dar un aire nuevo y renovado a toda la casa gastándonos poco dinero. Cuantos más complementos decorativos nuestros haya por la casa, más a gusto y menos extraños nos sentiremos en ella, sobre todo los primeros días.

Teniendo en cuenta que podemos dar color a la casa sin necesidad de pintarla, decorar los muebles a nuestro gusto de tal forma que no tengamos problemas con el dueño de la casa y decorarla con complementos y accesorios decorativos nuestros, vivir en una casa de alquiler no significa que no pueda estar decorada a nuestro gusto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend