Ideas para proteger los sofás contra los pelos de los gatos.

Todos los que tenemos gatos en casa sufrimos las consecuencias en los muebles. Sobre todo en los sofás, sillones, sillas, pufs, etc. Pues son lugares en los que se suelen subir porque se encuentran cómodos o nosotros mismos les invitamos para estar un rato con ellos.

El problema es la gran cantidad de pelo que sueltan y siempre tenemos el sofá y otros muebles llenos de este pelo. Es inevitable que a un gato se le caigan pelos, pero no es lo mismo barrerlos o aspirarlos del suelo, que de un sofá todos los días. Y qué decir de si tienen la costumbre de afilarse las uñas en los muebles, estos acaban destrozados.

Vamos a ver algunas ideas para evitar estos problemillas que nos causan nuestras mascotas en el hogar.

Para proteger los sofás podemos utilizar un plástico. Es un material que no les gusta nada y no se subirán al el, además de que protegeremos el sofá contra posibles pelos que caigan. Cada vez que salgamos de casa a trabajar y estemos todo el día fuera, podemos ponerle un plástico y estar tranquilos de que no se van a subir. Cuando lleguemos a casa retiramos el plástico para poder sentarnos. El mejor plástico que podemos utilizar es uno grueso pues se dobla muy fácil y lo podemos guardar en un cajón fácilmente.

Otra idea es poner bolas de naftalina entre los cojines del sofá, casi todos los gatos odian este olor y no se subirán, el problema es si tu también odias el olor a naftalina.

Otro recurso del que podemos ayudarnos es de un rascador. A veces los animales se buscan un hueco en el sofá o sillones porque no tienen otro donde ponerse. Con un rascador puede que nuestro gato encuentre por fin su sitio favorito, además de que puede afilarse las uñas en el rascador en lugar de en el sofá. Puedes ver cientos de rascadores aquí en Zooplus

Y por último, podemos utilizar un repelente, puede ser un líquido o este novedoso invento que según dicen quiénes lo han comprado funciona muy bien. Además no suelta ningún liquido, solo hace un pequeño ruido de aire que asusta al gato cuando éste quiere subirse al sofá. Es un detector que al notar movimiento suelta un soplido de aire totalmente inofensivo para el gato, dándole un susto. Con tres soplidos de aire el gato se acostumbrará y no se acercará más al sofá.

Puedes comprar este repelente aquí en Zooplus

Estos son algunos consejos que nos pueden ayudar a tener los muebles limpios y sin arañazos. Si tú tienes algún truco más podrías compartirlo con todos nosotros.


1 Comentario

  1. Keisiviri Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend