Pintar los radiadores con efecto imitación a mármol. Alta decoración

Cada vez son más personas las que se deciden a disimular los radiadores de su hogar, la verdad es que son complementos muy funcionales y necesarios pero poco estéticos. Es por ello que de vez en cuando os traemos algunas ideas para disimular los radiadores.

Cubre radiadores, baldas para disimularlos, pintarlos de algún color,… Pero hoy gracias a los profesionales de la empresa Decoración y Pintura JS os podemos mostrar una nueva y fantástica idea para decorar vuestros radiadores.

Han decorado el radiador con imitación a mármol, integrándolo completamente en la decoración. Así, de esta manera, el radiador se funde en uno con el zócalo desapareciendo por completo, sin romper la estética del lugar.

Esta técnica de pintura es compleja de realizar para manos inexpertas pero los chicos de Decoración y Pintura JS nos han explicado los pasos a seguir y los materiales que debemos utilizar por si alguno se anima.

Primer paso: La preparación:

Este paso como en casi todas las técnicas de pintura es el más importante. Hay que empapelar completamente todo lo que no sea el radiador, ya que como hay que aplicar algún producto con pistola, si no está todo correctamente empapelado se pulverizará y manchará.

Una vez empapelado, procedemos a lijar el radiador con lija de pliego de grano medio (220). Esto se hace para eliminar cualquier impureza que pueda tener el radiador y abrirle el poro a la pintura con la que está pintado para obtener una correcta adherencia.

Una vez lijado se procede a limpiar. Para ello utilizamos disolvente de limpieza o disolvente universal y trapos.

Ahora, una vez limpio, se aplica la imprimación. Hay que aplicar pintura de poliuretano brillante. Esta pintura hay que aplicarla con pistola para que quede completamente lisa, uniforme y sin las huellas que puede dejar el rodillo o la brocha. Dejamos secar mínimo 24h.

Segundo paso:

Una vez tenemos el radiador completamente preparado, podemos empezar a aplicar la técnica de pintura.

El efecto imitación a mármol se consigue haciendo un trapeado con pintura al oleo, en este caso los colores han sido tonos verdes, negro y blanco, mezclados con aguarrás, aceite de linaza y secativo de cobalto.

Una vez hecho el trapeado se deja secar 48 horas.

Tercer paso:

Ya tenemos el radiador pintado, ahora queda darle el toque final y protegerle. Para ello se le aplica dos manos de barniz al agua brillante. Para que no deje huella, se aplica con pistola o con rodillo de espuma o poro cero y una paletina (brocha plana).

Se deja secar y listo, ya tenemos una técnica de pintura en alta decoración en nuestro radiador. Ahora si podemos presumir de él.

Aunque el resultado es fabuloso y seguro que todos queréis decorar vuestros radiadores así, cómo decía antes, esta técnica de pintura es bastante compleja de llevar a cabo por manos inexpertas, por ello lo mejor es contratar las manos de un profesional para quedar completamente satisfechos.

Trabajo realizado por empresa: Decoración y Pintura JS

Teléfono:  Fijo: 91 685 05 36 . Móvil: 678 41 21 18

Pintar los radiadores con efecto imitación a mármol. Alta decoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend