Poner molduras de imitación a la escayola

Si nos gustan las molduras en los techos, y queremos ponerlas pero no sabemos muy bien cómo manejar el tema de la escayola, hay una solución mucho más fácil, rápida y económica. Con molduras de imitación a escayola. Imitan cualquier dibujo que quieras,  la diferencia es que no están hechas de escayola sino de corcho, más concretamente de poliestireno extrusionado.

techo con molduras imitacion a escayola

Su colocación no podría ser más sencilla, solo se necesita una masilla fijadora y una pistola de silicona, un cuter, o una sierra muy fina.

Se coge una pieza y con la pistola de silicona se vierte la masilla fijadora en la parte que va pegada a la pared e inmediatamente se pone la moldura en la pared. Con cinta de carrocero sujetamos la moldura hasta que la masilla esté seca.

Para las esquinas y rincones debemos cortar las piezas a inglete, pero para mayor comodidad ya venden juegos especiales para rincones y esquinas.

Para las imperfecciones y las juntas entre moldura y moldura, con la misma masilla que pegamos las piezas se pueden tapar. Si quedara algún resto de masilla, con un trapo húmedo se limpiaría.

Estas molduras tienen un peso muy bajo, como su fueran corcho, por eso se pegan a la superficie perfectamente, sin posibilidad de que se caigan gracias a su poco peso.

Como ves es mucho más sencillo que poner moldura de escayola y el resultado es exactamente el mismo.

Además este material admite pintura, con lo que podemos pintarlas si quisiéramos. La pintura con la que podemos pintar es con cualquier pintura al agua.

Este tipo de material es solo recomendable para interiores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend