¿Qué tipo de alfombra poner en el dormitorio?

Poco a poco vamos despidiéndonos de los meses de calor, y ahora que va llegando el invierno, algo que no puede faltar en los dormitorios de cada hogar son las alfombras. Son un elemento básico que además de ser una parte importante de la decoración, nos aporta calidez a la estancia y evita que nos enfriemos los pies cada vez que nos levantamos de la cama. Las alfombras, también pueden ayudarnos a ocultar las manchas o ralladuras del suelo que son imposibles de quitar o reparar, y además, también pueden sirven para delimitar ciertos espacios.

Alfombra-para-el-dormitorio

Las alfombras se dividen en dos grupos, las naturales: lana, algodón, bambú, sisal, yute etc. Y las sintéticas: acrílicas, polipropileno, poliéster, etc. En el post de hoy, os vamos a explicar qué características tienen cada una, cuáles son las más adecuadas para el dormitorio, o las menos recomendables en dormitorios para personas asmáticas o alérgicas a los ácaros del polvo. También hablaremos de su correcto mantenimiento, y de cuáles son las alfombras ideales para estancias amplias y reducidas. En definitiva, una información básica que tenéis que tener en cuenta antes de comprar e instalar una alfombra en el dormitorio. Vamos a verlas:

Alfombras naturales.

Alfombras de lana para el dormitorio.

alfombra_lana_dormitorios
Ver o comprar esta alfombra aquí >>

Las alfombras de lana son conocidas por su dureza y durabilidad, por ello son perfectamente adecuadas para cualquier zona del hogar donde haya un alto tránsito. Por su fibra natural, no acumula electricidad estática, tienen componentes aislantes para el frío y una alta capacidad para absorber la humedad. Son perfectas para estancias amplias o reducidas, ya que no tienen un grosor extremadamente amplio y no suelen producir sensación de ahogo visual, sobre todo las de pelo corto.

Aunque las alfombras de lana son antialérgicas y antibacterianas, no son muy recomendables para las personas asmáticas o alérgicas a los ácaros del polvo, pero en el caso de que así sea, en droguerías o tiendas especializadas en textiles existen tratamientos que pueden combatir la enfermedad, como por ejemplo este espray anti ácaros que hemos encontrado en Internet, para comprar o ver más detalles pinchad aquí.

Para su correcto mantenimiento y limpieza, es imprescindible airearla una vez a la semana. Lo primero que debemos hacer es sacarla al balcón y sacudirla con cuidado una y otra vez hasta que no tenga restos de polvo. Después, con la aspiradora, aspiraremos bien la alfombra asegurándonos que todas las partículas quedan bien removidas. Para eliminar las posibles manchas provocadas por el uso cotidiano, para ello tan sólo necesitaremos una solución de detergente y una esponja para retirar la mancha. Por último, es aconsejable que sea el sol o el aire fresco quienes las sequen, para evitar posibles olores de humedad.

Alfombras de algodón para el dormitorio.

alfombra-algodon-dormitorio-infantil
Ver o comprar esta alfombra aquí >>

Las alfombras de fibra natural de algodón, permiten una pisada agradable, anti estática e higiénica, y se puede limpiar fácilmente de cualquier forma, ya sea a mano o en la lavadora. Son altamente resistentes a la humedad y a las altas temperaturas, por ello son recomendables para los cuartos de baño o cocinas, ya que soportan perfectamente los cambios de temperatura. También son anti ácaros y anti bacterias.

Aunque soportan bien los cambios atmosféricos, no son muy aconsejables para los lugares de mayor tránsito porque se desgastan con el paso del tiempo. Algo muy sugerente, es que el algodón ofrece una amplia gama de colores, ya que al ser tintado, se obtienen resultados verdaderamente variados y para todos los gustos y combinaciones.

Las alfombras de pelo corto son más versátiles y más económicas, aunque para invierno es aconsejable utilizar las de pelo largo, para un mejor aislamiento del frío.

Aunque no son del todo aconsejables para las personas asmáticas o alérgicas a los ácaros del polvo, se prefieren las alfombras de algodón a las de lana porque éstas pueden lavarse las veces que hagan falta, soportan las temperaturas de la lavadora y son muy cómodas y sencillas de limpiar.

Las alfombras de algodón también están catalogadas como alfombras para verano, ya que además de aislar el calor, aportan al lugar una sensación fresca tanto para estancias amplias o reducidas, de interior o de exterior.

Alfombras de bambú para el dormitorio.

alfombra-de-bambu-para-dormitorio
Ver o comprar esta alfombra aquí >>

Las alfombras de bambú son perfectas para crear ambientes cálidos, aportado a la estancia ese toque de luminosidad y naturalidad que tanto nos agrada. El bambú es un material termo regulador que ofrece un tacto templado en invierno y fresco en verano. Es por esto que si vuestro dormitorio tiene suelos de gres o mármol, este tipo de alfombras no son muy aconsejables porque no aíslan el frío al 100%. Tiene una alta resistencia al tránsito además de un material muy agradecido a la hora de limpiarlo, ya que con un paño húmedo y un poco de detergente, podemos dejarlo como el primer día.

Las alfombras de bambú necesitan ser aspiradas diariamente, con lo que esto conlleva quizá a un trabajo algo costoso de mantenimiento, además, también es aconsejable aplicar un aceite para conservar el color y protegerlo, ya que el bambú es un material poco resistente a las manchas.

Algo ventajoso es su precio, por lo general las alfombras de bambú, son bastante económicas y podemos encontrarlas fácilmente en cualquier tienda de bricolaje o grandes almacenes de decoración, de cualquier tamaño, diseño y color.
Por otro lado, este tipo de alfombras son perfectas para personas asmáticas o alérgicas a los ácaros del polvo, ya que a comparación con las de tejidos de lana o algodón, recogen menos polvo y son más fáciles de limpiar y aspirar.

Alfombras de sisal para el dormitorio.

alfombra_sisal_para_dormitoriosVer o comprar esta alfombra aquí >>

El sisal es una fibra natural que es altamente resistente al desgaste y muy duradera, por eso este tipo de alfombras son perfectas para estancias muy transitadas. Suelen ser de colores crema y da una sensación de hilados suaves y texturados que las recomiendan para pies sensibles y delicados. Este tejido no es resistente al agua, por esto deben de estar alejadas de estancias como el cuarto de baño o la cocina, pero algo que destaca notablemente es que absorben el sonido a la perfección, por lo que les convierte en las alfombras perfectas para los cuartos de juego de los niños o para los dormitorios infantiles.

Algo que nos puede echar para atrás a la hora de adquirir una alfombra de sisal, es su continuo mantenimiento, ya que es un tejido muy difícil de limpiar, por ello aconsejan tener un ritual de limpieza diario. Primeramente procederemos a barrer la alfombra, luego pasar la aspiradora con cuidado asegurándonos la eliminación completa del polvo. Para las manchas, algo fundamental es erradicarlas al instante, y no dejar que el líquido penetre en los tejidos. Para su limpieza bastará pasarle un paño húmedo y detergente.

Alfombras de yute para el dormitorio.

alfombra_yute_dormitoriosVer o comprar esta alfombra aquí >> 

El yute es un material parecido a la paja, que se utiliza para fabricar tejidos de alfombras entre otros, pero para mantenerlo como el primer día, este material necesita cuidados especiales. Las alfombras de yute suelen ser de color beige o marrón el cual adquieren una vez que son tejidas, y se caracterizan por tener fibras con un brillo ceroso que se asemeja al lino o al cáñamo. Provocan un efecto visual muy tranquilo y aportan a la estancia la calidez y la naturalidad perfecta para los momentos de relax, por eso son recomendables para dormitorios o salas de estar.

Son alfombras con alta durabilidad pero no resisten el tránsito continuo, por lo que son perfectas para estancias tranquilas. No soportan la humedad, con lo cual es necesario que estén alejadas de la cocina y del cuarto de baño, en cambio, son perfectas para el dormitorio. Aconsejan darles un tratamiento protector el cual podréis encontrarlo en Internet o tiendas especializadas en alfombras. Son suaves y respetuosas con el medio ambiente.

Como decíamos antes, para su correcto mantenimiento, es necesario tener unos cuidados especiales con este tipo de alfombras, para ello, tendremos que aspirarlas todos los días para así evitar la acumulación de polvo entre las fibras de los tejidos, para eliminar manchas de humedad, como por ejemplo café o zumo, tendremos que hacerlo al momento. Primero, con un paño seco, empaparemos la mancha sin restregar para así absorber el líquido, posteriormente, mezclaremos medio vaso de agua y medio vaso de vinagre y con un paño limpio, limpiaremos la mancha. Repetiremos tantas veces como sea necesario y por último, la secaremos bien.

Alfombras sintéticas.

Alfombras acrílicas para el dormitorio.

alfombra-acrilica-para-dormitorios
Ver o comprar esta alfombra aquí >>

El acrílico es la fibra sintética más parecidas a la lana, este tipo de alfombras son altamente recomendables para espacios transitados, ya que son muy duraderas y resistentes a la suciedad. No acumula la electricidad estática y también son anti polillas y anti moho. Estos tejidos, disponen de una amplia gama de colores que son resistentes a la luz solar, por lo que no tiene riesgos de decoloración con el paso del tiempo.

Las alfombras acrílicas son suaves, cómodas y elegantes, pero algo si algo destaca enormemente, es que son perfectas para las personas asmáticas y alérgicas a los ácaros del polvo, ya que sus tejidos repelen los ácaros y demás alérgenos. Encajan perfectamente en un hogar donde haya niños por su alta resistencia a las manchas, y su limpieza es muy sencilla, tan solo necesitaremos un paño con agua y jabón y listo.

Otra de las ventajas, es que las alfombras acrílicas no son excesivamente caras, y tienen una imitación a la lana muy notable. El único peligro que pueden correr, es el de poner encima de estas alfombras muebles pesados, ya que no son muy resistentes y dejarían marcas que podrían ser permanentes.

Alfombras de polipropileno para el dormitorio.

alfombra_polipropileno_dormitorioVer o comprar esta alfombra aquí >>

El polipropileno es un material sintético impermeable, que preserva los colores de forma duradera y combate los ácaros del polvo, lo que lo convierte en el amigo ideal de las personas asmáticas o con problemas de alergias. Las alfombras de polipropileno, son perfectas para estancias muy transitadas, con niños y mascotas, ya que es muy resistente al uso y a la suciedad, además requiere un sencillo y cómodo mantenimiento de limpieza.

Su tacto es suave y brillante, aunque algo menos que las alfombras acrílicas. Es un material que además de ser perfecto para estancias de relax como dormitorios o salas de estar, también es altamente recomendado para espacios exteriores como por ejemplo terrazas, jardines o porches, por su resistencia al desgaste y al aplastamiento. Al igual que las alfombras acrílicas, también son resistentes a la luz solar, por lo que no existen riesgos de decoloración con el paso de los años. Se secan con facilidad en caso de que se mojen, y son anti moho.

Para un correcto mantenimiento, este tipo de alfombras deben de ser aspiradas regularmente, y en caso de que aparezca alguna mancha, podemos limpiarla con un paño suave y detergente y dejar secar al sol.

Alfombras de nailon para el dormitorio.

alfombra-de-nailon-para-dormitorios
Ver o comprar esta alfombra aquí >>

El nailon es la fibra sintética más utilizada para la fabricación de alfombras, dado que es un material muy resistente al tránsito, ya que las fibras sintéticas se doblan y vuelven al lugar de origen en cuestión de segundos. Esta característica, la convierte en una alfombra extremadamente duradera, por lo que su precio es algo más elevado que las de poliéster.

Este material es un poco especial para su mantenimiento, ya que suele ser difícil de eliminar las manchas de suciedad. Aunque suelen ser tratadas con aditivos que la vuelven resistentes al moho y a la suciedad, es mejor prevenir así que es aconsejable usar tratamientos que repelen la suciedad, los podréis encontrar en tiendas especializadas de bricolaje, por Internet o en cualquier droguería.

Alfombras de poliéster para el dormitorio.

alfombra_poliester_dormitorios

Ver o comprar esta alfombra aquí >>

El poliéster es una fibra sintética textil menos utilizada que el nailon pero es algo más económico, se caracteriza por su versatilidad. Las fibras de poliéster no son muy resistentes ya que se doblan con facilidad en cuanto las pisas. Es un material hipoalergénico, repelente al moho, a la humedad, a las polillas y a los hongos.

Esto lo convierte en un tejido muy sencillo de limpiar y no requiere demasiado mantenimiento, bastará con aspirar la alfombra de vez en cuando, y en caso de que surja alguna mancha, lo podremos limpiar fácilmente con un paño y detergente.
Este tipo de tejido no es muy recomendable para personas con asma o alérgicas a los ácaros del polvo, pero en tal caso, se puede usar el espray repelente a los ácaros arriba mencionado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend