Un truco para no manchar de polvo al taladrar

Este es un pequeño truco que muchos conoceréis, pero para los que no lo conocéis os va a venir genial, pues es muy sencillo y muy práctico.

Imagínate que vas hacer un agujero con un taladro para colgar un cuadro encima del mueble del salón, y el mueble está lleno de figuras o fotos o todo tipo de elementos decorativos que solemos tener. Para hacer el agujero te tocaría quitar todo y una vez hecho limpiar el polvo que ha caído encima del mueble y volver a colocar todo, pues con esta simple idea no necesitas hacer nada de eso.

Simplemente se coge un sobre, sí, un sobre cualquiera, de una carta que acabes de recibir o que tengas por ahí guardado o de publicidad, da igual, el sobre que sea, todos tenemos uno en casa. Y también un poco de celofán.

Se pega el sobre debajo del agujero que vamos a realizar y se abre un poco y ya podemos taladrar tranquilamente que todo el polvo caerá en el sobre y no tendremos que limpiar ni que retirar ningún objeto.

Igual que vale un sobre, también sirve un post-it, doblado para que recoja el polvo o cualquier otro material que sirva para tal propósito.

Un truco simple pero muy práctico, ¿no os parece?

Un truco para no manchar de polvo al taladrar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend