Una mesa pixelada…. es decir poco.

Y bien es verdad que llamarla una mesa pixelada sería algo…  superficial, porque solo la estaríamos juzgando por su aspecto a simple vista, y aunque ese nombre le venga que ni al pelo dado su aspecto, esta mesa esconde mucho más entre esos pequeños cuadrados que parecen pixeles.

En realidad esos cuadraditos son el resultado de juntar y apilar palitos de madera cuadrados de bambú  hasta formar una mesa de estructura cuadrada.

Y lo mejor de todo es que los palos se deslizan para crear espacios de almacenamiento tanto dentro como fuera de ella, convirtiendo así esta mesa tan original en un mueble practico, original y  moderno.

Más información en: Studio Intussen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend