Una vieja ventana veneciana como guarda cartas.

Foto cortesía: Apartmenttherapy

Es cierto que las cartas que recibimos en los buzones últimamente no son muy buenas, ya que cuando abrimos nuestro buzón nos encontramos con la de la luz, el agua, el gas, el dichoso banco, etc. Y es que las nuevas tecnologías han dejado obsoleta la tendencia del carteo.

Hace no muchos años, se tenía la misma sensación de esperanza (por llamarlo de alguna manera aproximada) cuando abrías tu buzón físico, que ahora cuando abres tu correo electrónico. ¿Quién me habrá escrito? ¿Quién se habrá acordado de mi?.

Pero como decía antes, gracias a internet el carteo a desaparecido casi por completo. Pero todavía hay gente que quiere seguir manteniendo esa tendencia olvidada en practica, bien porque son unos nostálgicos, por que no tienen internet, o por la razón que sea, y la idea que les traemos hoy les va a encantar.

Se trata de utilizar una ventana veneciana, de madera antigua, para guardar esas añoradas cartas que recibían o que todavía reciben.

Solamente necesitamos una hoja de una ventana veneciana y colgarla en algún rincón de nuestra casa. Si está en muy mal estado, podemos renovarla y adecentarla con un poco de pintura o dejarla tal cual para añadir un toque de autenticidad a nuestro nuevo guarda cartas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend