10 ideas para abrir la cocina al salón

Abrir la cocina al salón echando abajo algún muro, en un principio todo son ventajas, ya que además de ganar metros útiles y sensación de amplitud, también se mejora la iluminación permitiendo que esta penetre más, sin obstáculos, así como la ventilación.

Pero se requiere una buena planificación que haga de la reforma un trámite sin quebraderos de cabeza, y las manos de un profesional. Además de, por supuesto, tener claro lo que se quiere, ya que hay muchas formas de abrir la cocina al salón.

Acompáñame y descubre estas 10 cocinas abiertas al salón para ver muchas de las opciones disponibles para crear una cocina abierta.

Completamente abierta

Cocina abierta al salón

La opción más sencilla y radical consiste en echar abajo el muro o los muros que separan la cocina del comedor y dejarla totalmente abierta y accesible.

Entre las empresas de reformas y construcción que escojamos, el profesional debe primero analizar la estructura de la casa para comprobar que esos tabiques se pueden derribar, ya que puede ser un muro de carga o con el paso del tiempo haberse convertido en uno, y al derribarlo, también haya que reforzarlo con alguna viga o medida que el profesional nos exija.

Abierta y separada por una isla

Cocina abierta al salón

Se trata de la misma opción anterior, pero al conseguir metros útiles derribando el muro, instalar una barra, office o isla que nos proporcione una cocina más práctica y funciona y, a la vez, actúe de separador entre la cocina y el salón. Juntos, pero no revueltos.

Separada por medio muro

Cocina abierta al salón

Las ventajas son las mismas. La cocina y el salón se hacen más luminosos y visualmente más grande, comparten el mismo espacio, pero mantienen una mayor intimidad cada espacio.

En estos casos, como en la mayoría, conviene mantener el mismo suelo y el mismo color de techo para crear sensación de continuidad y que el espacio fluya, como apreciamos en esta casa de Mi Casa Revista.

Cocina abierta mediante un hueco

Cocina abierta al salón

También se puede abrir la cocina al salón ganando amplitud y luminosidad practicando un agujero en el tabique que separa ambos espacios, lo suficientemente ancho para instalar una barra que a su vez actúa de separador. Los dos espacios permanecen individuales, pero abiertos.

Naturalmente, aunque solo sea abrir un hueco en el tabique, también necesitamos de un buen profesional que nos haga la reforma adecuada y nos asesore sobre si podemos abrir el tabique o muro, o las opciones que tenemos.

Comunicar la cocina y el comedor, sin abrirla

Cocina abierta al salón

Otra opción es la de practicar un hueco en el tabique, comunicando ambos espacios, pero sin abrirla del todo al salón. Esta solución se suele hacer cuando la cocina carece de luz natural y es muy pequeña.

Abrirla e instalar un cerramiento

Cocina abierta al salón

Para los que no les guste que la cocina y el salón estén juntos, pero necesiten las ventajas inherentes de este tipo de reformas, esta es su solución.

Se abre la cocina al salón y se instala un cerramiento panelado en su parte inferior y acristalado en la superior, para que no se vea la cocina desde el salón cuando estemos sentados, se mantengan separadas, pero con las ventajas de una cocina abierta.

Cerramientos acristalados integrales

Cocina abierta al salón

Otra forma con la que se consigue una mayor amplitud, al menos visualmente, es utilizando cerramientos íntegramente acristalados, con una puerta abatible que comunique ambos espacios. En este caso, no nos tiene que importar ver la cocina desde el salón.

Cerramientos plegables

Cocina abierta al salón

El mundo de los cerramientos es muy grande y nos permite diferentes tipos de reforma y maneras de abrir la cocina. Un cerramiento de metal con cuarterones de cristal, sin hueco para puerta, pero que sea plegable, separa ambos espacios y los hace más practicables al poder abrir completamente la cocina al salón cuando se pliegue del todo.

Tabiques de puertas correderas

Cocina abierta al salón

En un principio es una cocina completamente abierta al salón, pero en el momento que deseemos, de los muros salen unas puertas que nos permiten cerrar completamente la cocina.

Generalmente se utiliza cristal en las hojas de las puertas ya que este ofrece una sensación más ligera y no recarga tanto. Opaco o translúcido.

Puertas plegables para ocultar la cocina

Cocina abierta al salón

Este tipo de sistema de puertas generalmente se usa al revés. Es decir, cuando la cocina viene por defecto abierta al salón y queremos ocultarla. En estos casos se crea un tabique de puertas plegables que cuando no se está utilizando la cocina, se cierra y esta permanece oculta del salón.

Como vemos hay muchas formas de abrir una cocina al salón. Todo depende de lo que realmente necesitemos, la estructura arquitectónica de nuestra vivienda y los recursos disponibles, pero lo que nunca puede faltar, son las manos de un buen profesional que nos proyecte adecuadamente la reforma.

Ver: 20 ideas para integrar una cocina pequeña al salón

¿Tienes la cocina abierta al salón? ¿De qué forma? Te leo en los comentarios.

Fotos: Casachaucha, Archzine y Pinterest


Suscríbete a la newsletter

Deja un comentario

Los datos de tus comentarios están seguros bajo nuestra política de privacidad

Responsable: Abel Melero González
Finalidad: Moderar los comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Tus datos se guardan en mi base de datos, alojada en los servidores de CDmon
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Send this to a friend