15 habitaciones muy pequeñas llenas de estilo, para copiarlas

Ya lo llevamos viendo a lo largo de los años en Mil Ideas: el espacio no está reñido con el estilo. Y todo aquel que piense lo contrario, se equivoca.

Para demostrarlo y para que puedas inspirarte y coger buenas ideas para decorar tu propia habitación, he recogido estas 15 habitaciones pequeñas cargadas de estilo, muy actuales, con grandes trucos.

Vamos a verlas.

Una habitación pequeña decorada con mucho estilo

Fotografía y proyecto Slow and Chic

Una habitación en la que no hay espacio casi ni para las mesillas de noche, se advierte un estilo y una clase que nos sirve de inspiración para decorar nuestra propia habitación con sumo estilo.

Los detalles: Sin cabecero, en su lugar, un zócalo que hace las veces de cabezal pero sin ocupar espacio y añadiendo un toque de color.

Lámparas colgantes para dejar las mesillas libres de luces de Tom Dixon, que aquí puedes comprar la réplica a buen precio.

Pared de metal con cuarterones de cristal que divide y separa el espacio pero lo inunda de luz y lo hace visualmente más grande.

Todo un acierto.

Una habitación pequeña decorada con estilo

Fotografía y proyecto Making Pretty Spaces

A pesar de que tiene un zócalo de madera que baja el techo visualmente hablando, y que recarga más las paredes, también ha funcionado en este caso.

El truco es no añadir nada más que compita en presencia con el zócalo, para no recargar el espacio.

Es decir, que si quieres añadir a tu habitación pequeña algo que sabes que va a recargar, hazlo, no hay problema si a ti te gusta, pero no hagas que compita con otra cosa, y deja el resto en tonos neutros y de carácter sencillo.

Una habitación muy pequeña decorada con rayas en la pared

Fotografía y proyecto Song Bird Blog

Otra habitación pequeña en la que cabe la cama y poco más. El estilo de la habitación es minimalista, un estilo adecuado para espacios pequeños. Los tonos blancos combinados con tierra muy suaves conforman un espacio además de moderno, muy cálido y confortable.

Una mano de pintura y algunos detalles bonitos decorando la habitación es todo lo que se ha necesitado.

Una habitación pequeña pintada de azul oscuro

Fotografía y proyecto The Diy Playbook

Los tonos oscuros no se aconsejan en espacios pequeños ya que definitivamente reducen el espacio visualmente, pero tienen la ventaja de añadir una gran dosis de personalidad.

Si tu habitación es pequeña pero luminosa, quizá puedas añadir un tono oscuro, aunque no sea en todas las paredes, y conseguir una pared de acento espectacular.

Si le añades molduras, como vemos en la habitación de arriba, le darás más presencia al color y a la pared.

No sé si te parece algo difícil, pero añadir este tipo de molduras es de lo más sencillo y económico. Incluso podemos utilizar listones de madera, bien lijados y rectos para crear este mosaico.

Luego, basta con pegarlos a la pared utilizando algún adhesivo de montaje fuerte, como el Pattex no más clavos por ejemplo, y pintarlos del mismo color que la pared. En un fin de semana lo tienes hecho.

Una habitación pequeña decorada en blanco y negro

Fotografía y proyecto Ever Bs Styled

Esta otra habitación, además de ser pequeña, tiene el techo muy bajo, lo que hace que aún sea y, sobre todo, parezca más pequeña.

Aún así, se ha sabido optimizar el espacio pintándolo todo de blanco creando un espacio luminoso y más amplio.

Después, en lugar de añadir muchos complementos o recargar las paredes, se ha vestido el dormitorio con las piezas básicas como la cama y las mesillas, además de una alfombra y alguna planta que siempre suman decoración. No hace falta nada más.

¿Qué puedes aprender de este ejemplo? Pues básicamente que con el propio diseño de los muebles necesarios para una habitación, puede ser suficiente para crear un espacio con estilo.

Si esta es tu opción favorita y la quieres llevar a cabo, te diré que funciona mejor cuando las paredes son blancas o de un tono muy claro y todas del mismo color. ¿Por qué? Porque se crea un fondo, un telón, un lienzo perfecto sobre el que van a destacar los muebles, siendo ellos los protagonistas y no las paredes.

Una habitación pequeña de estilo farmhouse

Fotografía y proyecto Stone Gable Blog

Hasta el estilo rústico o farmhouse con su madera y accesorios más vastos, que generalmente son visualmente más recargantes, si están bien seleccionados y se introducen con equilibrio, pueden amueblar y decorar una habitación pequeña con mucha clase, como vemos arriba de estas líneas.

Habitacion pequeña moderna

Fotografía J. Ingerstedt

Otra preciosa habitación pequeña pintada en blanco en su totalidad y aprovechado hasta el más mínimo hueco para llenarlo de estilo. Toma nota de los detalles: los textiles que visten la cama, las cajas usadas como mesilla de noche, la lámpara de pie, las plantas…

Una preciosa habitación pequeña llena de estilo

Fotografía y proyecto Almost Make Perfect

Naturalmente lo que mejor funciona en espacios pequeños es un estilo más bien minimalista, sencillo, con colores serenos y muebles de líneas finas y sencillas.

Es la forma más eficaz y segura de decorar un espacio pequeño.

Habitacion pequeña moderna

Fotografía de Nicole Franzen para The New York Times

Cortinas con estampado tropical, cabecero de madera, cojines étnicos, pared de ladrillos vista… ¡Y todo ello en 8 metros cuadrados!

Habitacion pequeña moderna

Fotografía La Maison da anag

Otra habitación en la que únicamente cabe la cama y aún así, se puede aprender mucho de su estilo y lo bonita que es.

Una habitación muy pequeña bien decorada

Fotografía y proyecto Slow and Chic

Una paleta basada en blanco como color principal, gris y tonos madera siempre es acertada. Si lo añades en detalles simples y no muy barrocos, obtendrás un dormitorio sencillo pero bien decorado. ¿No es eso lo que buscas?

Una habitación pequeña fresca y moderna

Fotografía y proyecto A Home for Design

Fresca, moderna y con una clase que más quisieran muchas habitaciones grandes, este dormitorio pequeño me ha conquistado.

Y todo el mérito es de la tela utilizada para tapizar la cama y el cabecero, que se ha combinado con blanco y en un entorno minimalista y sumamente sencillo, creando un dormitorio fresco y actual, con mucho estilo.

Una habitación pequeña y relajante

Fotografía y proyecto A Thougthful Place

Un color muy apropiado para un dormitorio pequeño es este que vemos arriba de estas líneas. Es un malva muy grisáceo o un gris con pigmentación malva. ¿Por qué es apropiado?

Porque el color malva es un color relajante, que, visualmente hace que las paredes se “alejen”, y por que al ser en gran parte un gris, es neutro y combina con los demás colores que quieras añadir a la paleta del dormitorio.

Una habitación pequeña con mucho estilo

Fotografía y proyecto Life on Virginia Street

Si no te gusta el malva grisáceo, además del blanco que ya hemos visto, los tonos tierra grisáceos o al natural también son apropiados. Combinan con lo demás y, en este caso, si son tierra, crean un ambiente cálido y acogedor, como puedes ver en estos dormitorios pintados en tonos tierra.

Si te has quedado con ganas de ver más habitaciones pequeñas te aconsejo que veas este otro artículo con muchas fotos e ideas para decorar un dormitorio pequeño.

Y si te han parecido interesantes estos consejos, puedes suscribirte al blog para que te envíe todas las novedades a tu correo. Naturalmente, si tienes alguna duda, ya sabes que puedes dejar un comentario, que yo estaré encantado de responderte.

Y si necesitas un asesoramiento más personalizado, puedes solicitar mis servicios en la asesoría de decoración o contactando conmigo directamente.

¡Nos leemos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend