17 ideas para decorar y pintar un salón turquesa

Tengo que reconocer que veo pocos salones en color turquesa para lo bonito que es este color y lo mucho que le gusta a las personas, dato que sé por experiencia. Quizá sea porque es un color atrevido con mucha fuerza y pueda parecer en un principio algo arriesgado el decorar un salón en turquesa. Pero como vamos a ver a continuación, el turquesa es un color que encaja muy bien con muchos estilos decorativos y crea ambientes propicios para todos los públicos. Estoy seguro de que si tienes alguna duda para añadir turquesa a tu salón, este va a ser el empujón que necesitas.

Salón decorado en turquesa combinado con amarillo.

Fotografía Maisons du Monde

Un buen compañero para añadir junto al turquesa en el salón, ya sea en paredes, muebles o complementos, es con el amarillo. Eso sí, es una combinación muy potente, con personalidad.

Salón en turquesa intenso.

Un salón decorado en turquesa intenso combinado con gris

A pesar de que está decorado en un turquesa intenso, si se combina con otros tonos neutros, como el gris especialmente, rebajaremos esa intensidad y correremos menos peligro de saturar el salón.

Salón en turquesa tono fuerte.

Salon en color turquesa

Foto Hábitat Studio

Este otro color turquesa es el opuesto del anterior, está un par de tonos de saturación por encima del turquesa normal. Quizá en grandes dosis resulte excesivo, pero aplicado en una única pared, el resultado es aceptable y equilibrado.

Salón blanco con sofá en turquesa.

Un salón blanco con un sofá y alfombra en color turquesa

Otra solución para los que no se quieren arriesgar mucho al añadir turquesa en paredes. El blanco actúa como un lienzo en blanco para añadir las pinceladas que queramos, hasta llenar nuestras demandas de turquesa. Una decoración fácil con un resultado muy fresco.

Salón vintage en color turquesa.

Un salón vintage con las paredes en color turquesa

Fotografía de Viviana Agostinos

Como decía antes, el turquesa es un color que se puede aplicar a cualquier estilo decorativo. Arriba de estas líneas vemos un salón vintage decorado casi íntegramente en color turquesa, creando un salón distinto, atrevido, pero bien equilibrado.

Salón beige con acentos de turquesa.

Foto Fava Design Group

El color beige y el turquesa son una pareja excelente. Aquí vemos una posible acertada combinación entre ellos: mucho beige con acentos de turquesa. ¿Qué te parece?

Descubre: los colores que mejor combinan con el beige.

Salón turquesa y gris.

Un salón decorado en turquesa y gris

Otra color que combina muy bien con el turquesa es el gris. Generalmente los grises suaves y pálidos encajan mejor, pues suavizan la fuerza y vitalidad del color turquesa.

Salón en dos tonos de turquesa.

Salon en color turquesa

Foto Team Lusting

En este otro salón vemos cómo se han combinado dos tonos de turquesa, uno más saturado o fuerte que el otro, con un magnífico resultado. Los acentos en amarillo pálido y los muebles de madera en blanco, contrastan perfectamente con el turquesa.

Salón en turquesa con muebles blancos.

Salon en color turquesa

Foto ShutterStock

Si tenemos muebles blancos, no es necesario añadir blanco en pintura, si no queremos claro está. Los muebles blancos son una estupenda oportunidad de combinar el color turquesa.

Salón en beige con acentos en turquesa.

Un salón beige con un sofá turquesa

Otra posible combinación para combinar dos colores amigos. Poco usual pero acertada y, también, muy llamativa. Paredes en tonos tierra claro, en beige, y un sofá turquesa.

Ver: 50 ideas para pintar un salón en dos colores.

Salón moderno en turquesa y blanco.

Salon en color turquesa

Si a un salón vintage el turquesa le quedaba fenomenal, a uno de corte moderno no podía quedarle nada mal. Y así es. Aunque funcione bien en varios estilos, en el que mejor funciona el turquesa es en espacios contemporáneos. El blanco del sofá y el negro de la mesa de centro lacada son los otros 2 colores que completan la paleta decorativa.

Salón clásico pintado en turquesa.

Un salón con cojines turquesa

Más sutil todavía. Solo turquesa en los cojines. Como ves, combina de maravilla con el marrón y con el beige, es decir, con los tonos tierra, y aunque sea en pequeñas dosis, crea un acento llamativo.

Salón en turquesa, gris y un sofá blanco.

Un salón turquesa y gris con un sofá blanco

Como estamos viendo a lo largo de todo el artículo, los tonos turquesa combinan perfectamente con el blanco y gris, ya sea en paredes, muebles o complementos.

Salón rosa, con sofá en color turquesa.

Un salón rosa con un sofá en color turquesa

Fotografía @joybird

Otro de los colores que podemos usar para combinar el turquesa en el salón es el rosa. Es una pareja atrevida que crea espacios originales y decorativos.

Salón blanco luminoso con acentos en turquesa.

Salon en color turquesa

Fotografía Micasarevista

Un salón fresco, con chispa, muy veraniego y actual. Todo ello gracias a la buena combinación del blanco con los acentos turquesa y la gran cantidad de luz natural que recibe.

No te pierdas: Salón en blanco. 25 fotos e ideas.

Salón en gris suave, madera oscura y turquesa intenso.

Un salón pintado en turquesa y gris

Antes veíamos un salón decorado en turquesa y gris claro, ahora vemos uno parecido, pero esta vez vemos madera en tonos oscuros en la ecuación, y el resultado es favorable.

Si te ha parecido interesante estos salones decorados en turquesa y te vas a animar a decorar el tuyo, aquí puedes ver los colores que mejor combinan con el turquesa en paredes y decoración, para ir a lo seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend