20 habitaciones infantiles compartidas llenas de ideas y soluciones

Decorar y amueblar una habitación infantil compartida es todo un reto, y más aún si el espacio es reducido. Estas habitaciones compartidas que vamos a ver a continuación lo han resuelto con matrícula, y tú puedes beneficiarte de ello, cargándote de inspiración con las buenas ideas y soluciones que han adoptado tanto en decoración como en amueblamiento. Empecemos.

Una habitación infantil compartida de estilo nórdico con literas

Proyecto decorativo de Urbanology Designs

Con literas hechas a medida, con madera de pino imitando las tablas de un palé de madera, la litera de arriba se construye como si fuera una casa árbol, dotando de encanto y atractivo para cualquier niño. La de abajo, con ruedas, para el menor.

La decoración, sencilla, toda en blanco y madera, de estilo nórdico, con acentos en negro y una gran alfombra de fibras vegetales cubriendo la mayor parte del suelo de madera.

Una habitación infantil compartida en blanco y negro

Las literas son, sin duda alguna, la cama necesaria para habitaciones infantiles compartidas pequeñas.

En cuanto a la decoración, en blanco y negro, ciertamente inusual para un dormitorio de corte infantil, pero muy acertada. En el techo mural Nuvole de Fornasetti vendido por Cole & Son.

Ver literas y camas altas >

Una habitación infantil compartida en tonos neutros

Proyecto decorativo de Nika Larazeva

Con las camas pegadas a la pared, para los dos hermanos, dejando un pasillo en medio y dando la espalda a la zona de estudio preparada para dos.

La decoración, serena, en tonos grises azulados con un papel pintado revistiendo todas las paredes, muebles en blanco y cojines diferentes personalizando las camas.

Ver: 23 encantadoras habitaciones infantiles compartidas

Una habitación infantil compartida para tres niños

Proyecto de A! Emotional Living & Work

Esta otra habitación infantil compartida diseñada por el estudio A! Emotional, está pensada para tres, el reto se complica, ya que hay que meter tres camas en poco espacio, pero se resuelve con eficacia, poniendo dos camas abajo, sobre una base de madera con cajones abajo y la tercera cama, para el más mayor, arriba, sujetada por una firme estructura al techo.

En este caso la decoración no tiene mucho espacio para lucir, por ello, el enfoque sencillo que se adoptó funciona a la perfección.

Una habitación infantil compartida en blanco

Fotografía de Osvaldo Pérez | Proyecto de Estibaliz Martín

Este otro dormitorio infantil compartido diseñado por Estibaliz Marín, adopta una distribución en L para las camas, pero en lugar de mantenerlas al mismo nivel de suelo, una estructura levanta una de ellas, dotando de cierta intimidad a las dos camas, y ofreciendo un valioso espacio de almacenaje debajo de ella.

Una habitación infantil compartida en tonos neutros

Proyecto decorativo de Interior Studio

Si el dormitorio es amplio, tenemos un margen más amplio para poner las camas al mismo nivel, incluso dos escritorios.

La decoración, todo a juego, simétrico y de estilo sencillo y neutro, dejando a los muebles ser los protagonistas de la decoración.

Una habitación juvenil compartida

Proyecto y fotografía de Decor Aid

Con clase y estilo, para cuando se van haciendo más mayores, y muchos colores no son de su agrado ya. Una cama junto a la otra, dejando un pasillo en medio.

Una habitación infantil compartida con litera

Proyecto decorativo de Kate Harris

Si optas por las literas, las lacadas en blanco de líneas rectas son las más ligeras visualmente hablando, lo que para las habitaciones infantiles compartidas pequeñas les viene genial.

En este caso, la decoración tiene cierto encanto vintage gracias a la cómoda de madera, todo ello enmarcado por un papel pintado con un estampado ligero floral en tonos neutros y un zócalo de madera pintado de gris.

Una habitación infantil compartida con litera

Proyecto decorativo de Mel Massey

Si tienes la oportunidad de que un profesional te diseñe el dormitorio, puedes encargarle dos literas como estas, que parecen estar suspendidas, haciendo que el impacto visual sea aún más bajo. Aquí en Habitissimo puedes pedir 4 presuspuestos gratis a profesionales de tu zona.

Todo al gris. En dos tonos, con acentos en blanco. En esta habitación compartida también son los muebles y elementos, como la chimenea y el suelo de caoba los protagonistas de la decoración.

Una habitación infantil compartida en tonos neutros

Proyecto decorativo de Suna Interior

Si la habitación es rectangular, con poco ancho, se pueden poner las camas en medio, dejando los laterales para armarios, escritorios y demás muebles necesarios.

En este caso la decoración también es simétrica y en tonos neutros. Desde la moqueta, hasta el papel pintado. Unos apliques de pared juveniles en forma de estrella ponen el punto focal.

Una habitación infantil compartida en blanco

Proyecto decorativo de Azman Architects

Aprovechar y optimizar el espacio es otra de las tareas pendientes al amueblar una habitación compartida, sea esta como sea.

En este caso, se instalaron armarios a medida en los laterales de la habitación dejando el centro libre para instalar una base de madera con más espacio para el almacenaje y, arriba, entre el techo inclinado, dos camas con nichos a los lados que actúan de mesillas de noche.

Una habitación infantil compartida con cama en alto

Proyecto decorativo de Leslie Cotter

Más elaborada esta otra habitación infantil, se ha instalado una estructura a medida para poner una de las camas arriba, dejando abajo espacio para un escritorio, cajones y estanterías. Una forma eficaz y decorativa de amueblar una habitación compartida.

Una habitación infantil compartida con litera montessori

Proyecto decorativo de Nanette Wong

Una litera Montessori en blanco y madera, ocupa menos espacio, ya que la cama de abajo va a la altura del suelo.

El resto del dormitorio, también en blanco y madera, sencillo y acogedor.

Una habitación infantil compartida de estilo nórdico con litera

Proyecto decorativo de Bellas Artes

De estilo nórdico esta otra habitación infantil compartida de gran tamaño, cuenta con dos camas en formato litera, con un armario debajo de la cama de arriba. Todo en una pared, dejando la otra libre para instalar los escritorios y el armario grande con la ropa.

En cuanto a la decoración, toda en blanco, madera y acentos de color. Papel pintado blanco con estampado de puntos, que puedes comprar aquí en diferentes colores, textiles en tonos grises y en medio, presidiendo la habitación, un sofá Chesterfield infantil en azul oscuro.

Fotografía y proyecto Estudio BMK

Si no hay mucho espacio en la habitación para poner las dos camas en línea, la opción más lógica es la de ponerlas en paralelo, una junto a la otra, dejando el medio para una mesilla o dos si caben. En cuanto a la decoración, no hace falta muchas florituras y adornos. Basta con escoger una paleta cromática atractiva y acertada y añadirla en pequeñas dosis, tal y como ha hecho el estudio BMK en esta habitación compartida.

Una habitación infantil compartida con las camas en L

Proyecto decorativo de Rudloff Custom Builders

Con las camas en forma de L, separadas por un muro en la cabecera, dando cierta intimidad a la hora de dormir.

Además, se ha aprovechado el murete para instalar nichos donde poder guardar algunos elementos.

Una habitación infantil compartida dividida por colores

Proyecto decorativo de School Remont

Este otro dormitorio contiene una gran idea para personalizar la habitación para dos, ya sean chicos, chicas o mixta, utilizando únicamente diferentes colores.

Las camas, una a cada lado, y cada lado de la cama pintado de un color, con las camas y los muebles a juego. En medio, separando visualmente ambos lados, un espacio neutro en blanco.

Ver: Colores para pintar una habitación infantil

Una habitación infantil compartida con cama en alto

Proyecto decorativo de 905 Architects

La cama del más mayor arriba, en una estructura en forma de casita de árbol minimalista, dejando espacio más que suficiente para la cama de abajo, para el pequeño.

La decoración, en tonos neutros, con una pared a rayas multicolor y una acertada pared de pintura de pizarra para que pinten y se desahoguen.

Una habitación infantil compartida nórdica con litera y rincón de lectura

Proyecto decorativo de Smith Firestone

Si la zona de las ventanas queda libre, instalar unos bancos con almacenaje debajo es una buena idea para aprovechar el espacio y crear un bonito rincón de lectura.

La decoración, de estilo nórdico, con un papel pintado de lunares en las paredes, que puedes comprar aquí, y el resto en tonos blancos y neutros, excepto la alfombra multicolor que da una inyección revitalizadora a todo el cuarto.

Fotografía y proyecto Estudio BMK

Mucho más sencillo este otro dormitorio compartido, pero rebosante de estilo y buen gusto, igualmente diseñado por el estudio BMK, con una paleta de colores audaz en naranja y azul, pero sin recargar, con la dosis justa de color en los cabeceros, papel pintado y cojines, dejando el resto en blanco, para crear un espacio equilibrado.

Ver más ideas para decorar una habitación infantil

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Transforma tu hogar aquí

Send this to a friend

Leer entrada anterior
Gana 3 veces más espacio con las fundas Ahorra espacio

Cerrar