6 ideas para renovar la encimera de la cocina sin obras y de forma económica

La encimera de la cocina es una de las superficies que más “manda” en la cocina respecto a su diseño. Si se ha quedado anticuada o muy desgastada, probablemente toda la cocina adquiera una pátina similar. Por suerte, tenemos algunas ideas a nuestra disposición para renovarla sin hacer obras.

Si se hacen bien, con paciencia y esmero, estas ideas para renovar la cocina sin hacer obras y de forma económica dan buen resultado y pueden hacer que nuestra encimera nos aguante unos años más, sin tener que cambiarla por una nueva. Empecemos.

Pintura

Cómo renovar la encimera de la cocina sin obra. Pintura

Foto Ashley Poskin para Apartment Therapy

Es la opción más económica. Con pintura podemos renovar la encimera de la cocina sin hacer obra y de forma muy económica. Por unos 100€ y un fin de semana de trabajo, podemos lucir encimera nueva.

Lo primero que debemos hacer es lijar la encimera con una lija relativamente gruesa, de al menos P150 para abrirle el poro a la superficie, ya sea de granito, madera o cualquier otro material.

Una vez bien lijada toda, absolutamente toda la superficie, incluidos rincones, esquinas y recovecos, limpiamos la encimera con alcohol, acetona o algún desengrasante.

Ahora que está limpia, procedemos a aplicar una imprimación todo terreno, que la venden en cualquier tienda de pinturas o ferreterías, con un rodillo de pelo corto, de hilo.

Dejamos secar la imprimación el tiempo recomendado por el fabricante.

Cuando haya secado la imprimación, pasamos una lija muy suave para quitar las imperfecciones que hayan podido salir al dar la imprimación.

Volvemos a limpiar la superficie del polvo de lijado.

Una vez limpia, procedemos a aplicar la pintura:

Una de las pinturas más resistentes, duraderas, flexibles y con mejor adherencia es el esmalte de poliuretano.

Aplicamos dos manos, respetando el tiempo de secado entre mano y mano, hasta que la superficie esté cubierta, con un rodillo de espuma, o un rodillo de lacar. Son lo mismo.

Dejamos que seque, y para proteger la pintura, aplicamos una mano de barniz de poliuretano, en acabado mate, satinado o brillo, como prefieras, para reforzar la pintura y protegerla de roces y demás.

Y listo, ya estaría la encimera renovada de un nuevo color.

Un consejo: Abrir bien las ventanas, tapar todo y utilizar mascarilla, ya que esta pintura huele muy fuerte. Probablemente huela la casa a pintura durante algunos días.

Pintura imitación a distintos materiales

Cómo renovar la encimera de la cocina sin obra. Pintura

Foto Love and Renovations

También podemos renovar la encimera de la cocina con pintura, pero pintura de imitación a otros materiales, como granito o madera. La preparación sería la misma, pero el acabado final habría que darlo según la pintura elegida.

En el blog Love and Renovations, vemos cómo han renovado una encimera con pintura imitación a granito y podemos ver el paso a paso.

Ver: 10 materiales diferentes para la encimera de la cocina

Vinilo de acero inoxidable

Cómo renovar la encimera de la cocina sin obra. Vinilos.

Si te gusta el aspecto del acero inoxidable, existen vinilos imitación a este material, los cuales tienen una cara autoadhesiva, la parte que pegamos el vinilo, y la otra cara es metalizada, imitando el acero inoxidable con un acabado muy realista.

Estos vinilos suelen ser muy duraderos, pero aun así no hay que olvidarse de que son vinilos, al fin y al cabo, y no se llevan bien con el calor, por lo que hay que protegerlos.

No se puede dejar una olla o sartén caliente encima, por ejemplo, habría que utilizar un salvamanteles.

Son una solución eficaz y efectiva para renovar la encimera de la cocina sin hacer obras por poco dinero, pero tienen sus “peros”.

Estos vinilos podemos encontrarlos fácilmente en distintas tiendas de bricolaje y decoración.

Imitación a cemento u hormigón

Cómo renovar la encimera de la cocina sin obra. Imitación a cemento u hormigón

Foto Lovely Imperfection

Últimamente estamos viendo mucho encimeras de hormigón, y también de cemento. Y por suerte, es una tendencia que podemos imitar relativamente fácil, sin necesidad de obra, para renovar la encimera.

La idea es aplicar una fina capa de algún mortero resistente, como el Mortex que es impermeable y resistente a la abrasión, sobre la encimera para revestirla de cemento y crear la apariencia de una encimera de hormigón.

Hay que preparar muy bien la superficie de la encimera, para que el mortero agarre bien. Se debe lijar la superficie con una lija de grano grueso de al menos P40 para crear una superficie adherente, limpiar y aplicar el mortero con llana, uniformemente, hasta cubrir toda la encimera por igual.

Además, una vez seco el mortero y a pesar de que es impermeable, sería conveniente aplicar algún buen impermeabilizante para tapar los poros del mortero y dejar una superficie lisa e impermeable para que no absorba líquidos ni se formen manchas.

Aun con todo, en un fin de semana puedes tener la encimera prácticamente terminada.

En el blog Lovely Imperfection han hecho el proceso, con otro mortero diferente pero apto, y puedes ver el paso a paso por si te interesa esta técnica para renovar la encimera de forma económica sin hacer obra.

Metal

Cómo renovar la encimera de la cocina sin obra. Metal

Foto Remodelaholic

Otra forma de renovar la encimera sin obras, es con chapas de diferentes metales como acero, zinc u otro metal que nos guste y sea apto para servir como encimera.

La idea se basa en recubrir la encimera con láminas del metal elegido, creando la apariencia de que la encimera es de ese metal. Y en cierta forma así es, al menos, en la superficie.

Esta idea la han llevado a cabo en el blog Remodelaholic, donde puedes ver el paso a paso, por si te interesa esta opción.

Alicatar

Cómo renovar la encimera de la cocina sin obra. Azulejos

Otra de las formas relativamente sencillas de renovar la encimera consiste en alicatarla. Esta es una opción muy versátil ya que el gran abanico de azulejos y baldosas disponibles con imitación a todo tipo de materiales y acabados nos ofrecen multitud de opciones decorativas.

El “pero” que tiene esta opción es que hay que levantar tanto el fregadero, como la vitrocerámica, ya que al alicatar la encimera, la elevamos algunos milímetros, y los diferentes elementos como el fregadero y la vitrocerámica se quedarían por debajo.

Pero no es una tarea difícil, al menos en lo que al fregadero se refiere. En cuanto a la encimera, no puedo garantizar que sea sencillo.

Ver: Encimeras de cocina alicatadas con azulejos

Algunas de estas formas de renovar la encimera de la cocina sin hacer obra son más elaboradas que otras, incluso algunas son en sí una muy pequeña reforma, pero si se hacen bien, como decía al principio, podemos disfrutar de una nueva encimera durante algunos años por un mínimo coste económico; al menos, hasta que ahorremos para hacer una reforma en la cocina, ¿no te parece? Te leo en los comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ha gustado?

Compártelo con tus amigos
Cerrar
This window will automatically close in 10 seconds

Send this to a friend