15 cabeceros de obra definitivos llenos de soluciones

Los cabeceros de obra son un elemento que, si no se vuelve a hacer obra, se convierten en una solución definitiva para el dormitorio; como alternativa a los cabeceros tradicionales, los de obra, fijos, intemporales y versátiles, pues son diseñados ex profeso y a medida, son una elección cada vez más utilizada para completar la cama y el dormitorio.

¿Listo para diseñar tu propio cabecero? Estos 15 cabeceros de obra que hemos preparado llenos de soluciones, con diferentes diseños, materiales y estilos te darán la clave para hacerlo.

Un cabecero de cama de obra con huecos como mesitas

Fotografía de Designer Box para Frechy Fancy

Sencillo, un cabecero de cama de obra donde se ha creado un muro con dos nichos que actúan como mesitas de noche, y una repisa en la parte superior para decorarla o para poder dejar más objetos.

Un cabecero de cama de obra con un nicho iluminado encima de esta

Fotografía Design Therapy

Este otro cabecero está hecho de pladur, que es una de las soluciones más recurrentes en cuanto a cabeceros de cama, por su versatilidad a la hora de construirlos, ya que nos permite, de forma relativamente fácil y definitiva, además de económica, crear un cabecero de cama con múltiples nichos y formas decorativas.

En este caso, el cabecero aporta un nicho u hornacina arriba de la cama con luces incorporadas, que, además de sumar decoración, también aporta un espacio para guardar o dejar algunos objetos.

Un cabecero de cama hecho de pladur

Otra forma de crear un cabecero de obra es levantando un tabique con pladur, como en este dormitorio, comiéndose unos centímetros del espacio del dormitorio, para después crear un nicho u hornacina a medida, o varios, para crear un cabecero de obra con mucha presencia y espacio de almacenaje o para utilizarlo como decoración, además de poder instalar dos mesitas o estantes.

Ver: Dormitorios sin cabecero: 15 ideas para diseñar un dormitorio sin cabecero.

Un cabecero de cama de obra hecho con pladur

Como decía antes, una vez hemos levantado el muro de pladur, las posibilidades en cuanto a estantes y demás son muchas. Aquí tenemos un buen ejemplo, en donde se ha creado un falso tabique con pladur para crear un cabecero de cama integrado, el cual después se ha llenado de nichos retroiluminados.

Veamos otro ejemplo.

Un dormitorio con cabecero de obra y estantería

Caroline Andréoni

También podemos crear un hueco mayor, en lugar de nichos pequeños, para diseñar una práctica estantería donde disponer de cierto espacio de almacenaje, y todo ello gracias al tabique de pladur que se ha levantado como cabecero integrado.

Un dormitorio rústico con cabecero de obra

Etienne Jeanneret

Dejando a un lado esa forma de crear un cabecero, pasamos a otra completamente distinta. Se trata de crear un muro bajo de lado a lado de la cama, con huecos, o no, como veamos, y dejar en medio del muro un espacio sin levantar, para encajar justo la cama.

De esta forma, el cabecero también hace las veces de mesitas de noche y aprovecha todo el largo de la pared, ofreciéndonos una superficie plana para guardar o decorarla con distintos accesorios decorativos.

Un cabecero de cama de obra de hormigón

Diseño de Andrey Novoselov

Menos elaborado pero igualmente impactante visualmente hablando, es esta otra forma de crear un cabecero de cama de obra, donde se ha creado un murete de obra con interruptores y enchufes, que actúa como separador de la escalera hacia el primer piso.

Un cabecero de cama de obra de estilo industrial con metal y ladrillo visto

Diseño de Zrobym Architects

De carácter industrial, rudo, vasto, pero también minimalista y simple. En este caso, el cabecero de obra se ha hecho mediante un muro o pantalla de metal, sobre la que detrás hay un muro de ladrillo visto. En este caso el cabecero es meramente estético, pero con un gran poder decorativo.

En lugar de optar por soluciones más convencionales como un tabique de obra o hecho con pladur, el diseñador en este caso elige metal y ladrillo visto para crear el cabecero de obra.

No es lo más práctico ni recomendable, por el trabajo que lleva, por el coste, que también es más elevado, y por el peso que debe soportar el suelo, algo que no todas las plantas pueden asumir, y deberíamos cerciorarnos antes de hacerlo.

¿Te gusta esta cama? Aquí puedes ver 40 dormitorios con la cama a ras de suelo que dan ganas de imitarlos.

Un dormitorio con cabecero de obra y estanterías

Fanny Prat

Dejando el hormigón a un lado y acercándonos de nuevo a materiales más practicables como el pladur o el mero ladrillo con el que construir muros, este otro cabecero de obra nos muestra otra idea muy práctica en la que, de construirlo así, dispondríamos de dos estanterías, una a cada lado de la cama.

Con ese espacio que nos ofrece el cabecero, si queremos podemos olvidarnos de poner mesillas de noche.

Un dormitorio con cabecero integrado de obra con mesillas de noche

Aunque si queremos olvidarnos realmente de poner mesillas de noche, podemos diseñar un cabecero integrado como el que vemos arriba de estas líneas diseñado por el estudio Ingenii.

Un muro a media altura, hecho con pladur, actúa de cabecero con repisa y ofrece una superficie plana para decorarla al gusto. Además, y este es el gesto más práctico de este cabecero de obra, se han abierto dos huecos para crear ambas mesillas de noche.

Por cierto, aquí puedes ver 10 mesillas de noche para habitaciones muy pequeñas.

Un cabecero de cama de obra con nicho y estante

En un sentido más decorativo, este otro cabecero de obra nos da una buena idea para crear uno perfecto donde se añade un nicho en la parte superior de la cama que puede actuar como mesita de noche conjunta, además de la opción de poder instalar los apliques de luz.

Un cabecero de cama de obra hecho con una pared de ladrillo visto

Diseño de Juliya Butova

No es un dormitorio habitual ni mucho menos, pero si la estructura y el diseño de este se prestan a ayuda, se pueden aprovechar para crear un cabecero de cama de obra de lo más original, como el dormitorio de arriba de estos párrafos, hecho de ladrillo visto, vetusto y con personalidad.

Un dormitorio con el cabecero de obra como tabique divisor

Cuando se tiene un apartamento tipo loft, en el que hay un único espacio para todo, si queremos dividir y separar la zona del dormitorio del resto, un cabecero de obra se convierte en la solución más práctica y definitiva.

No solo actúa de cabecero con instalación eléctrica, sino también de tabique divisor proporcionando intimidad, y dividiendo ambos espacios.

Para no perder luz, en este dormitorio de arriba se cerró el tabique del cabecero con un cerramiento de metal y cristal para dejar pasar la luz.

Un dormitorio con cabecero de obra revestido de madera

Fotografía Marcos Clavero

Aunque construyamos un muro de obra para crear el cabecero, podemos revestirlo de muchos otros materiales más allá de la pintura, para integrarlo en el diseño del dormitorio, o incluso hacer que este defina el estilo del dormitorio, como vemos en el cabecero de arriba, revestido por la zona de la cama de los mismos tablones de madera que el suelo, integrándose perfectamente.

Un cabecero de cama de obra con mesitas incorporadas

Aunque también tenemos esta opción, más sencilla, en la que un fino tabique hace de cabecero sin otro propósito que este. Eso sí, se convierte en un cabecero definitivo y también muy económico, a la altura y anchura deseada. Un cabecero que podemos cambiar con una mano de pintura y que no sufrirá prácticamente ningún desgaste.

Además, podemos instalar o forrar el hueco de las mesitas con madera, a juego con el dormitorio, o, simplemente dejar el hueco sin revestir.

La altura de un cabecero de cama de obra, es la que nosotros queramos. No hay una medida estándar que nos guíe para diseñar un cabecero de esta clase. Todo depende de nuestros gustos y demandas, además de la utilidad que queremos darle al propio cabecero.

Como ves, hay muchas opciones para construir cabeceros de obra. Los materiales más económicos y que nos van a permitir levantar el cabecero más fácilmente, son sin duda el ladrillo y el pladur, siendo este último la opción más utilizada y económica de los dos.

Pide 4 presupuestos gratis para que te construyan un cabecero de obra

Ya sabes que, si tienes alguna duda, puedes dejar un comentario que yo estaré encantado de responderte. Y, si buscas ideas para hacerte un cabecero, sigue inspirándote con estas 60 fotos e ideas para hacer un cabecero de cama original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend