Colores luminosos para pintar habitaciones oscuras y no, el blanco no es uno de ellos

Casi todos tenemos en casa una habitación o varias que son oscuras. Bien porque la distribución de la casa no permite que le entre una buena cantidad de luz natural o porque tienen una orientación inadecuada para la zona donde esta ubicada la vivienda.

Y el caso es que a día de hoy una habitación oscura se puede convertir en un espacio luminoso de forma relativamente sencilla, simplemente aplicando una correcta iluminación artificial, añadiendo una decoración óptima y pintando las paredes con un color adecuado.

Pero si al escuchar esto has pensado pintar tus paredes de color blanco para hacer la habitación más luminosa, estás en un error.

Es cierto que el blanco es el color que más porcentaje de luz solar refleja, por eso es tan luminoso. Pero si el espacio que vamos a pintar de blanco no recibe luz, no tiene nada o muy poco que reflejar.

¿Y qué ocurre cuando pintamos una habitación oscura por naturaleza de blanco? Pues que conseguimos un espacio lúgubre, triste, apagado, incluso puede que más oscuro. Parece pura ironía, pero es así.

El blanco no funciona en los espacios oscuros que no reciben luz natural.

Dicho esto, y, aunque la elección de un color para hacer que una habitación oscura sea más luminosa también depende del uso de la propia habitación, la forma, la arquitectura y otros factores, hay colores que sí hacen que los espacios oscuros sean más luminosos.

Colores luminosos para pintar habitaciones oscuras

Amarillo.

Un salón pintado de color amarillo luminoso

Fotografía Leroy Merlin

Si no tienes mucha luz natural en alguna de las habitaciones oscuras y quieras hacerla más luminosa, el color amarillo es uno de los más apropiados para ello.

Es cálido y luminoso, y cuando se combina con una iluminación artificial correcta hace que el espacio resplandezca.

También podemos potenciar este color combinándolo con blanco para que todavía sea más luminoso, gracias al contraste generado entre los dos colores.

Si el amarillo te parece muy intenso, puedes utilizar otros tonos medios como el beige o amarillos pálidos que también son luminosos y menos cargantes.

Si te decides por el amarillo, aquí puedes ver una lista de colores que combinan con amarillo.

Veamos otro color.

Azul claro.

Un dormitorio pintado de azul luminoso

Fotografía HomebySoph

Un bonito azul cielo, que es un color azul medio, no llega a ser pastel ni tampoco oscuro, es perfecto para pintar una habitación oscura.

El azul forma parte de los colores fríos, y estos hacen que, visualmente, las paredes retrocedan. Así pues, aumenta la sensación de amplitud, haciendo que el espacio se vea más grande y también más luminoso.

Y si al azul claro con el que pintes las paredes de ese espacio oscuro lo combinas con acentos blancos, grises muy suaves o azules más oscuros, potenciarás el efecto luminoso del color azul.

Naranja radiante.

Un salón pintado de naranja luminoso

Otro de los colores que podemos utilizar para pintar una habitación oscura y hacerla más luminosa es el naranja.

Pero un naranja radiante, con mucha saturación y poco negro en la base como el Mandarina Tango de Pantone del año 2012 por ejemplo.

Es cierto que es un color potente y agresivo que quizá no vaya con todos los espacios, pero no estoy hablando de combinar el naranja, sino de colores para pintar habitaciones oscuras, y el naranja es uno de ellos.

Aun así, si te parece un color muy agresivo para pintar el dormitorio con él, puedes aplicarlo en un salón, en la cocina o en un comedor, o utilizar otros tonos de naranja más suaves.

Además, en la psicología del color, al naranja se le asocia con que abre el apetito.

Para potenciar más aún su efecto luminoso, puedes combinarlo, efectivamente, con blanco, creando un espacio fresco, revitalizante y luminoso.

Si quieres suavizarlo, para que no sea tan agresivo, utiliza tonos medios y cálidos como los tonos tierra, beige o arenas y madera.

Gris claro.

Un dormitorio pintado de gris luminoso

Fotografía @byidaryding

Puede que te estés llevando las manos a la cabeza al leer que el gris es un buen color para pintar una habitación oscura, pero, ¿sabes qué?

El gris funciona igual de bien en un espacio iluminado que en uno oscuro.

Si te parece muy soso, hay grises con matices de otros colores, como azulados, verdosos, rosáceos o beis, como el color greige, que añaden un sutil toque de color haciendo al gris más decorativo.

Rosa.

Un dormitorio pintado de rosa luminoso

Fotografía y proyecto de Deleite Design

Los rosas más pálidos y suaves para pintar todas las paredes de un espacio oscuro son perfectos para hacer dicho espacio más luminoso.

Y digo suaves porque si añadimos un rosa fucsia o más potente, puede que terminemos cansándonos de él o no sea coherente con el espacio ni la decoración que tenemos.

Para ir a lo seguro, un tono de rosa medio/bajo va hacer que el espacio sea más luminoso.

Si te gustan los tonos más fuertes de rosa, pinta una pared de acento nada más. Así conseguirás iluminación y no recargarás el espacio.

Lavanda.

Un dormitorio pintado de color lavanda luminoso

Fotografía Color and Chic

Muy parecido al rosa en lo que se refiere a iluminar un espacio oscuro.

Pero además, como es un color que se encuentra en la parte fría del círculo cromático, va a crear la sensación de que las paredes se alejan, se distienden, lo que aumentará la sensación de amplitud y luminosidad en la habitación.

Estos colores van a hacer que esa habitación oscura deje de serlo, pero además, hay otras cosas que también deberías conocer al respecto.

Acabados de pintura.

Si quieres aumentar la sensación de luminosidad que aportan a los espacios estos colores que acabamos de ver, puedes utilizar sus acabados en satinado o brillo. Esta terminación refleja más luz que los tonos mate, por lo que hace que todavía sean más luminosos.

Aquí puedes leer más información sobre los tipos de acabados de pintura, mate, satinado o brillo.

Techos.

Para reforzar la sensación de luminosidad de alguno de estos colores, la mejor opción y la más segura, es pintar el techo de blanco, ya que si te propones hacer la habitación más luminosa y amplia, los tonos oscuros para el techo quedan descartados.

Si te interesan hacer un espacio más amplio, aquí puedes ver 10 colores para hacer una habitación más grande.

Más colores.

Si tu intención es hacer la habitación más luminosa y esta es una habitación oscura que carece o prácticamente no recibe luz natural, olvídate de los tonos claros.

Necesitas colores con saturación, con color, ya que los colores claros reflejan más cantidad de luz, es decir, son más luminosos, precisamente cuando hay luz en la habitación. Pero si no la hay, no tienen nada o muy poco que reflejar y no funcionan.

Haz muestras.

Si ya tienes un color elegido, antes de pintar toda la habitación con él, haz una muestra en las paredes, y observa cómo le afecta la luz.

Es más, independientemente de que tengas o no el color elegido, siempre haz una muestra.

Efectos.

No solo el color influye, sino también las paredes que pintes con él. Dependiendo de qué paredes, puedes hacer que el espacio se vea más largo, más ancho o más alto, entre otros efectos. Aquí puedes ver cómo transforma la pintura un espacio.

¿Tienes alguna duda sobre qué color elegir para pintar una habitación oscura? Deja un comentario o solicita mis servicios en la Asesoría de Decoración para que te encuentre el color perfecto para tu espacio.

Y no te olvides de suscribirte a la newsletter para recibir artículos como este en tu correo y no perderte ni uno.

Si quieres hacer un espacio más luminoso, puedes ver estos otros artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asesoría

Send this to a friend